Invitar a una cerveza a un hijo que no tiene 18 años puede costar hasta 3.000 euros

La entrada de menores a fiestas donde hay alcohol está prohibida, salvo que vayan con un adulto y no beban


redacción / la voz

El 2016 da sus últimos coletazos. Con el fin de año llega también la barra libre para iniciarse en el mundo de la noche. Con las fiestas navideñas muchos padres dan luz verde a sus hijos menores para acudir a alguna de las múltiples celebraciones que hay estos días, sobre todo la madrugada del día 1, por toda la comunidad. Carteles pegados en tablones de anuncios, Facebook, locales que hacen su propia publicidad, quedadas que van dándose a conocer por WhatsApp... anuncian esos eventos. Prácticamente en todos ellos va a servirse alcohol. Muchos usan en la publicidad reclamos del tipo «todas las consumiciones están incluidas, salvo premium» para ganar entradas en la multitud de ofertas que florecen estos días. 

¿Pueden acceder los menores de edad a esos eventos donde no faltará el alcohol?

La ley autonómica 11/2010 del 17 de diciembre de prevención de consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad dedica el artículo 16 a marcar las limitaciones de acceso de menores a locales. Ahí establece que «con carácter xeral queda prohibida a entrada de menores de idade en salas de festas, de baile ou discotecas, salvo que estean acompañados de maiores de idade con responsabilidade sobre estes». A partir de ahí hay que estar ojo avizor porque cosas que para la generación anterior eran normales, ahora son objeto de multa. El responsable de que un menor consuma alcohol es el local cuando es el camarero el que le ha puesto la copa directamente. En cambio es el adulto que lo acompaña cuando es él el que pide la copa o la cerveza para el menor. 

¿Le está permitido a un menor comprar una entrada para esas fiestas?

La ley alude al consumo. Cuando se adquiere la entrada no se consume y, por tanto, no sería motivo de multa salvo que este entre y beba alcohol o no vaya acompañado de un adulto que se haga responsable de él. Lo que tiene que controlar el local es que ninguno acuda solo y que vaya con una persona legalmente responsable. 

¿Es posible invitar a un hijo menor a una cerveza o a una copa de champán?

«No es la primera vez que hacemos alguna inspección en una fiesta patronal y cuando descubrimos a menores bebiendo, sus padres nos contestan ‘Inviteinos eu, non pasa nada’. No saben que toda la invitación, aunque solo sea a una cerveza y pese a que su hijos o los colegas tengan 17 años, podría llegar a ascender a una multa de hasta 3.000 euros por menor». Uno de los agentes de la Policía Autonómica encargados de controlar el consumo de alcohol en menores explica que muchos padres desconocen la letra pequeña de la ley. La filosofía de «como van beber igual, prefiro comprarlles o alcohol e que beban algo bo» no vale. No hay tregua ni en Navidad. La cuestión es que la multa es la misma que tendría un pub porque está suministrando alcohol a un menor. 

¿Es legal anunciar fiestas con reclamos del tipo ‘dos copas por una’?

Promover el consumo de alcohol es objeto de multa. Por tanto, usar reclamos del tipo «dos copas al precio de una» o «cubatas a cinco euros», cuando no es la carta de precios, es objeto de multa. 

¿Hay eventos solo para menores?

La ley permite a los pubs, salas de fiesta, de baile o discotecas organizar eventos para mayores de catorce años, con horarios diferenciados. No podrá haber bebidas alcohólicas, ni podrán celebrar después una fiesta para adultos. No vale eso de hasta las doce fiesta para menores, a partir de esa hora para mayores de 18. Tampoco podrá exhibirse publicidad de ese tipo de bebidas alcohólicas. El botellero de ginebras o rones que pueda haber en el local no podrá estar a la vista.

Empresarios de discotecas reclaman un mayor control de los eventos no autorizados

El aumento de las fiestas que no cuentan con permiso parece haber aumentado durante esta Navidad con respecto a la del 2015. Al menos eso es lo que estiman desde la Federación de Empresarios de Salas de Fiestas, Baile y Discotecas, que apuntan un alza de entre el 15 y el 20 % de este tipo de eventos. Por eso, reclaman un mayor control por parte de los ayuntamientos que, en último caso, son los responsables de su celebración. De hecho, durante esta Navidad los controles para evitar el consumo de alcohol en menores se incrementarán notablemente en todo tipo de fiestas, lo mismo que aumentará la vigilancia sobre quién accede a ellas.

Los empresarios del sector dicen que son los eventos organizados en galpones, garajes, bajos o lugares que no cuentan con medidas de seguridad los más peligrosos. De todas formas, añaden que el 80 % están organizadas en locales con permiso para otra actividad.

Por su parte, fuentes de la Xunta explicaron que la semana pasada les llegó una denuncia formulada por el responsable de los empresarios de discoteca en la que advertía de la celebración de tres festejos extraordinarios en la noche de Fin de Año (lo que no quiere decir que sean ilegales) que anuncian en Internet. La Red suele ser una de las plataformas más populares para dar a conocer los eventos festivos. 

Control municipal

La consellería ha dado cuenta a los respectivos ayuntamientos de la sospecha de los empresarios para que sean ellos los que comprueben, en función de la licencia que tienen esos locales, que el evento es legal o, por contra, deba de contar con algún permiso de carácter extraordinario de la jefatura territorial de la Xunta. Normalmente varios pubs de una localidad ofertan pases comunes para disfrutar de esta noche de Fin de Año.

Votación
5 votos
Comentarios

Invitar a una cerveza a un hijo que no tiene 18 años puede costar hasta 3.000 euros