«Era un 'outlet' del alcohol»

La redada en una discoteca coruñesa en la que bebían menores se llevó a cabo gracias a una investigación iniciada hace dos meses que arrancó con la denuncia de un padre

La discoteca Playa Club en una imagen de archivo
La discoteca Playa Club en una imagen de archivo

A Coruña / La Coruña

La redada llevada a cabo por la Policía Local durante la madrugada del domingo en la discoteca Playa Club, en A Coruña, en la que fueron identificados 18 menores de edad consumiendo alcohol, ha vuelto a abrir el debate sobre qué hacen personas de esas edad a altas horas de la noche en una discoteca. Esta vez a la ciudadanía no solo le sorprendió que estuvieran bebiendo alcohol, algo habitual en el botellón, también que se publicitaran «a través de la página web de la empresa», según fuentes oficiales, seis consumiciones por tan solo ocho euros desde la una hasta las tres de la madrugada. «Este tipo de ofertas solo permiten llevar al abismo a nuestros hijos», indicaron.

Fuentes próximas a la investigación explicaron que el registro del local, llevado a cabo durante poco más de una hora, «solo permitió identificar a estos [18] jóvenes menores de 18 años». En la sala había alrededor de unas 200 personas «y la edad media no superaba los 20 años», apuntaron. Un alto porcentaje de los muchachos que estaban en la discoteca, añadieron, «tenían menos de los 18 años».

El operativo fue fruto de una investigación abierta hace dos meses a raíz de la denuncia de un padre. En la redada participaron una docena de agentes, la mayoría vestidos de paisano. Una vez en el interior del establecimiento, comprobaron que algunos jóvenes, «que por su constitución física parecían menores de edad», acudían a la barra o eran atendidos por los camareros de la discoteca «para consumir bebidas alcohólicas». «Aquello era un outlet del alcohol: les servían las copas en vasos de plástico más pequeños que los de tubo y los refrescos que usaban para la mezcla eran de botellas de dos litros», señalaron .

Más registros

Las mismas fuentes apuntaron que «no se trata de un hecho puntual». Las investigaciones continúan abiertas y no se descarta que se lleven a cabo más registros en otros locales de la ciudad. «Intentamos evitar que nuestros jóvenes se conviertan en adictos al alcohol», dijeron. «Y no vamos a bajar las manos para lograrlo». Pero la normativa no solo contempla multas para el local y para los camareros que ponían las copas. Los padres, según la ley autonómica, pueden enfrentarse a multas de hasta 600 euros.

Emilio Ron: «No habrá copas en la hora juvenil»

Emilio Ron, responsable del Playa Club, se mostraba ayer muy afectado y aseguró que no se volvería a vender alcohol a menores de edad en esta discoteca: «No habrá copas en la hora juvenil o no volveremos a celebrar esta sesión. Si se hace, no habrá bebidas alcohólicas, aunque haya personas mayores de edad».

-¿Por qué ocurrió?

-Le doy mil vueltas. No culpo a nadie. Fue un fallo. Con la sesión intentamos evitar que nuestros jóvenes acudan a los botellones. Lo vamos a lograr sin que tomen alcohol en nuestra sala.

-¿Controlan los accesos, las barras?

-Sí. En todo momento. El sábado cometimos errores.

-¿De qué índole?

-Muy graves. No tenemos ganas de que el local se convierta en un referente de ilegalidad.

-¿Cómo lo va a solucionar?

-Es muy fácil y siempre siguiendo las recomendaciones de los agentes...

-¿Qué medidas va a tomar?

-Las que hasta ahora se estaban adoptando, pero que sepan los que lleguen a la sala que no les valdrá un carné fotocopiado o de otra persona.

-Los menores no pueden entrar en esta sala...

-Lo sabemos, siempre y cuando no vengan acompañados de alguien mayor de edad. Lo vamos a cumplir a rajatabla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Tags
Comentarios

«Era un 'outlet' del alcohol»