El último rayo de sol en Europa se ve en la Costa da Morte dos meses al año

Un estudio revela que Menorca no es el único lugar donde amanece antes en España


REDACCIÓN / LA VOZ

Todo surgió de la curiosidad de un nobel. Richard Erns estaba contemplando extasiado la puesta de sol en Fisterra y le preguntó a su acompañante, el físico Jorge Mira, si el lugar era el punto más occidental de Europa, porque si fuera así entonces estaría contemplando los últimos rayos del Viejo Continente. Pero Mira le contestó que no, que en Portugal había un cabo más al oeste. Su propia respuesta, sin embargo, no lo dejó convencido. Se puso a cavilar y le surgió la duda. Si el eje de rotación de la Tierra cambia con respecto al Sol, también era posible, en función de la época del año, que el crepúsculo no siempre coincida con el emplazamiento situado más hacia el oeste. Incluso podría ser que varios lugares compartiesen este privilegio.

Jorge Mira echó las primeras cuentas y, efectivamente, había lugares en Europa que se intercambiaban a lo largo del año la última puesta de sol. Y uno de ellos era el cabo Touriñán, en Muxía, en el corazón de la Costa da Morte. Esta primera hipótesis la avanzó en un artículo publicado en La Voz de Galicia, pero el físico no quiso dejar cabos sueltos e inició una investigación más profunda. El resultado se publica ahora en la revista Cartography and Geographic Information Science, una de las de mayor impacto en el ámbito de la Geología. «Agora si que se pode certificar definitivamente que os solpores da Costa da Morte son os últimos da Europa continental, polo menos durante dous meses ao ano», destaca Jorge Mira.

En concreto, el nuevo estudio revela que entre el 24 de marzo y el 23 de abril y entre el 18 de agosto y el 19 de septiembre el cabo Touriñán es el último lugar de Europa en el que se pone el sol. Bien es verdad que es un protagonismo prácticamente compartido con el vecino Cabo da Nave de Fisterra, ya que la diferencia entre el último rayo de un lugar a otro es de apenas treinta centésimas de segundo. Y tan buen lugar es uno como otro para dejarse sorprender por el crepúsculo.

Los cabos de San Vicente y de A Roca, en Portugal, así como las localidades noruegas de Aglapsvik y Masoy son los otros lugares que contemplan el último rayo de sol en otras épocas del año.

Cabo de Creus, un nuevo valor

«Cando a Terra se move, a liña que separa o día da noite no solpor tamén se move, e no equinoccio de primavera faino cara á dereita, a Noruega ou Rusia, de aí que a partir desa época os solpores da Costa da Morte sexan os últimos», explica el físico.

Pero si la nueva investigación viene a confirmar la hipótesis inicial en lo que se refiere a la puesta de sol, en lo que amenaza con arrojar más polémica es en lo que se refiere a dónde surge la primera luz del sol. Hasta ahora se sostenía como un hecho indiscutible que el amanecer más temprano en España se correspondía con Calasfonts, en el municipio de Es Castell, en Mahón (Menorca), donde este fenómeno es ampliamente promocionado como recurso turístico por parte del Ayuntamiento, que incluso ha erigido una estatua en honor a Eos, la diosa del amanecer. La ciencia, sin embargo, ha demostrado que este privilegio tiene que compartirlo con el cabo de Creus, en Gerona, donde puede contemplarse la primera luz del país entre el 21 de abril y el 21 de agosto. Es más, durante varios días al año -del 21 al 23 de abril y del 18 al 21 de agosto- existe la posibilidad de contemplar en un mismo día la primera luz de España en Creus y de observar el último ocaso de Europa en Touriñán. Y no faltará quien esté dispuesto a recorrer 1.341 kilómetros en una sola jornada para no perderse un espectáculo único.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

El último rayo de sol en Europa se ve en la Costa da Morte dos meses al año