Bruselas da luz verde, pero con condiciones, a la compra de LinkedIn por parte de Microsoft

Para hacerlo deberá cumplir una serie de condiciones que garanticen la libre competencia


redacción / la vozEE. UU. / dpa

El gigante tecnológico norteamericano Microsoft podrá comprar la red social de uso profesional LinkedIn, pero para hacerlo deberá cumplir una serie de condiciones que garanticen la libre competencia. Al menos eso es lo que ha ordenado ayer la Comisión Europea (CE) para autorizar la compra, según Efe. La adquisición está valorada en unos 26.200 millones de dólares.

La compañía tendrá que garantizar a Bruselas que permitirá que los fabricantes y distribuidores de ordenadores personales no instalen LinkedIn en sus terminales, y a los usuarios desinstalarlo cuando el programa venga de fábrica.

Además, Bruselas requiere que Microsoft permita que sus competidores en servicios de redes sociales mantengan los «niveles actuales de interoperabilidad con la gama de productos Microsoft Office.

También exige al gigante tecnológico que garantice a las empresas de la competencia el acceso a Microsoft Graph, una aplicación creada para que los diseñadores de programas, con el acuerdo de cada usuario, puedan servirse de los datos almacenados en toda la nube que tiene Microsoft.

Los compromisos de la compañía norteamericana deberán mantenerse durante un período mínimo de cinco años y el Ejecutivo comunitario vigilará para que se respete su cumplimiento. «Esos compromisos resuelven los problemas de competencia constatados por la Comisión», explicó la Comisión Europea en un comunicado. La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, declaró también que la decisión de la Comisión «garantiza que los europeos puedan continuar eligiendo entre diferentes redes sociales profesionales».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bruselas da luz verde, pero con condiciones, a la compra de LinkedIn por parte de Microsoft