Una jueza acepta que un menor cambie el sexo en su DNI por primera vez en Galicia

Dolores Cela Castro
dolores cela LUGO / LA VOZ

SOCIEDAD

Imagen de archivo
Imagen de archivo ÁLVARO BALLESTEROS

Reconoce que no hacerlo podría afectar el desarrollo de la personalidad del adolescente

02 dic 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El Registro Civil Exclusivo de A Coruña accedió a la solicitud de los padres de un adolescente transexual de rectificar en la inscripción de nacimiento, no solo el nombre con el que fue registrado tras nacer, sino también el sexo con el que fue inscrito para adecuarlo a su verdadera identidad de género. Pablo, que está recibiendo tratamiento con bloqueadores y que ya utiliza ese nombre desde los 3 años -ahora tiene 15- tendrá que cambiar todos los documentos, desde el DNI hasta la tarjeta sanitaria. En todos ellos aparecerá a partir de ahora como varón. A ello ha dado luz verde un auto judicial, el primero que se dicta en Galicia, que autoriza esta modificación. Los anteriores -al menos siete casos repartidos por toda la comunidad- permitían únicamente el cambio de nombre, pero mantenían el sexo asignado al nacer. Desde que Arelas, asociación gallega de familias de menores transexuales, recibió el asesoramiento del jurista Miguel Bieito en las solicitudes, se incluyen las dos peticiones de modificación.

La magistrada que dictó el auto tomó en consideración no solo los informes médicos que figuraban en el expediente, sino también el del centro en el que cursa estudios. Recoge que su identidad está generalizada en la comunidad escolar de la que forma parte.

La jueza hace alusión también en el documento a que el cambio no perjudica a terceros, tal como establece el reglamento del Registro Civil, y apunta que, de no efectuarse la rectificación en este ámbito «sí podría verse afectado el derecho al libre desarrollo de la personalidad, a la intimidad personal y a la propia imagen, constitucionalmente reconocidos». «Además -añade- es necesario garantizar la dignidad y el libre desarrollo del menor».