María Menéndez-Ponte: «Al adolescente se llega con humor»

La autora afronta en su último libro los conflictos de los jóvenes, como el botellón, las drogas o el uso del móvil


A Coruña / la Voz

María Menéndez-Ponte confiesa que ha perdido la cuenta de los libros que lleva publicados: «Si cuento los de texto serán cerca de 200. Y es que de Pupi ya son unos ciento y pico en distintas colecciones, 22 solo en la de Barco de Vapor. Y novelas tengo más de 30... Pero es todo a ojo, porque soy mala en los números. Ayer presentaba en la librería Moito Conto, de A Coruña, Soy una adolescente... Nadie es perfecto (Maeva), su último libro. «Bueno este es uno de los tres que han salido en poco más de un mes; está también Sombras en la noche de San Juan (Algar), que transcurre en Cecebre y A Coruña, y el de Pupi, Pompita y la sirena valiente (Ediciones SM). Además estoy con cuatro proyectos con cuatro editoriales diferentes».

-Y acaba de abrir su editorial...

-Sí, se llama Mar de Palabras. Empezamos con una colección que es El bebé lector, donde incorporamos el texto a la ilustración. Hemos hecho un libro-manta muy original que ha sido muy bien acogido en las presentaciones. Y tenemos otros dos protagonizados por Peponcete y Osete. Son libros progresivos que van creciendo con el bebé y tendrán también una página web, con canciones e incluso animación.

-¿Qué plantea en este libro sobre los adolescentes?

-Tiene varias partes y la principal es que planteo 31 monólogos con los conflictos habituales de los adolescentes: el móvil, el alcohol, las drogas, el botellón, la que está en las nubes, la chapona... Está hecho con mucho humor, el lenguaje que mejor entiende el adolescente es el del humor. Si le pones una imagen muy chocante (Luisa Vera ha hecho unas ilustraciones magníficas) y humor prestan atención. Luego hay un apartado que es Mejor con brújula, son consejos y experiencias mías o de otras personas. Les oriento para que vean cómo plantear el conflicto. Se trata de que les aporte un poco de luz. Otro apartado es el de las mujeres relevantes, que están relacionadas con el tema del monólogo, y están Ana Frank, Virginia Wolf, Angelina Jolie... Los testimonios es lo más válido, por eso, si una adolescente dice «mi vida es un tostón» pues le invito a pensar en lo que fue la vida de Ana Frank. Son todos los grandes temas que a ellas les preocupan, aunque está muy bien que lo lean también ellos, porque les servirá para entenderlas mejor.

-Los monólogos son directos, con temas como «Mis amigas me hacen 'bullying'», y un lenguaje juvenil. ¿Cómo lo hace?

-Los monólogos hablan en boca de distintas adolescentes; todo lo he ido viendo desde las adolescencias de mis propios hijos o de los amigos que venían con ellos a casa. En los institutos y colegios me dicen «es que parece que lo he escrito yo». En una ocasión, le escuché a una chica «es que los tíos me utilizan». Esa frase me llegó al alma y en este libro también le doy respuesta: no lo harán si no dejas que lo hagan. Lo que suele ocurrir es que tienen el problema mal enfocado. Este es el libro que me hubiera gustado tener cuando tenía a mis hijos adolescentes. Es la etapa que te coge con el pie cambiado. Este libro ayudará a los padres, y también a los adolescentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

María Menéndez-Ponte: «Al adolescente se llega con humor»