Galicia mantiene doce estrellas Michelin

El restaurante Lasarte de Martín Berasategui, en Barcelona, gana la tercera distinción

;
Estos son nuestros cocineros con «estrella» Galicia mantiene sus doce Estrellas Michelín otorgadas por la célebre guía francesa

redacción / la voz

Galicia mantiene doce estrellas en la galaxia Michelín. De los trece locales distinguidos en el 2016 había cerrado Silabario, de Tui. El resto -Alborada y Árbore da Veira (A Coruña), A Estación (Cambre), As Garzas (Malpica), Retiro da Costiña (Santa Comba), Culler de Pau ( O Grove), Casa Marcelo (Santiago), Yayo Daporta (Cambados), Casa Solla y Pepe Vieira Camiño da Serpe (Poio), Maruja Limón (Vigo) y Nova Restaurante (Ourense)- repiten galardón.

Ayer por la noche se repartieron 232 estrellas en toda España. Nueve establecimientos consiguieron tres astros, 46 fueron reconocidos con dos y 159 lograron uno. Las nuevas estrellas fueron dadas a conocer en la gala de presentación de la Guía Michelin para España y Portugal 2017 celebrada en el espacio Max Marroch que regentan los hermanos Roca en Gerona. El gran triunfador de la noche fue el restaurante Lasarte, abierto en el 2006 en el hotel Monument de Barcelona por Martín Berasategui y cuyos fogones están a cargo de Paolo Casagrande, al obtener la tercera estrella. Con este son nueve los restaurantes españoles que componen el olimpo de triestrellados. Berasategui pasa a ser ahora el cocinero con más estrellas Michelín de España, con un total de ocho: tres en el Lasarte de Guipúzcoa, otras tantas en el Lasarte de Barcelona y dos más en el M. B., en Guía de Isora (Tenerife).

Además, los restaurantes DSTAgE, de Diego Guerrero, en Madrid; L’Escaleta y BonAmb, en Alicante; y Annua y el Cenador de Amós, en Cantabria, alcanzaron la segunda estrella. Otros quince se estrenaron en este club al obtener una.

En la ceremonia estaban varios cocineros gallegos con estrella. La mayoría coincidieron en que Galicia habría merecido un mayor reconocimiento por todos los proyectos que se están llevando a cabo en la comunidad. Uno de los presentes en la gala, Javier Olleros, de Culler de Pau, dijo que «Galicia sempre merece moito máis, por todos os proxectos que aquí hai. Pensamos en Galicia porque é produto e porque hai proxectos moi interesantes», dice. Pero al mismo tiempo piensa que esto de las estrellas «hai que revitalizalo e velo coma un xogo porque non deixa de ser a opinión dunha guía que ten moito prestixio». Otro de los presentes, Luis Veira, de Árbore da Veira, apuntó que «los cocineros jóvenes de esta esquinita de España nos merecemos más, pero todo llegará, hay que ser valiente y sonreír mucho ante las adversidades».

Como otros compañeros, Veira también apuntó que «aguardaba una estrella para un compañero y dos para otro, como la deseo para mí, pero aun sin la estrella hay que valorar la apuesta que han hecho. Estamos casi en Navidad y todos queríamos esa estrella del árbol en nuestro restaurante». Iván Domínguez, del Alborada, indicó desde Gerona que «todos contábamos con Solla y Olleros, con uno de ellos al menos para la segunda estrella, pero parece que este año no pudo ser. En cualquier caso, no debemos compararnos con nadie, porque en Galicia lo hacemos muy bien».

Manuel Costiña, de Retiro da Costiña, es otro de los que cree que algún local de Galicia debería tener una segunda estrella. Pero ocurre que hace «falta también que los gallegos nos lo creamos, porque tenemos equipos preparados y establecimientos adecuados, pero se necesita que los gallegos nos apoyen viniendo con más frecuencia a los restaurantes».

Fernando Agrasar, de As Garzas de Malpica, también cree que debería haber una segunda estrella en Galicia. A su juicio, la cocina gallega está a un nivel muy aceptable. Quizá, añade, la materia pendiente es la profesionalización del servicio en sala y el conocimiento de idiomas por parte del personal.

Buen trabajo

El que estaba invitado, pero no acudió por motivos laborales fue Pepe Solla. El cocinero piensa que hay varios locales merecedores de otra distinción en la comunidad. El suyo propio, el de Olleros, en O Grove, o el de Pepe Vieira. También considera que hay un número importante de locales que podrían tener la primera estrella Michelin en Galicia: A Gaveira, de Ferrol, y A Tafona, en Santiago.

Pepe Vieira fue quizá el más crítico. Dice que el nivel es alto, pero hay que hacer una reflexión y replantearse qué es lo que estamos haciendo.

Daniel Guzmán y Julio Sotomayor, del ourensano restaurante Nova, recordaron lo que supuso para ellos la estrella. Les ha traído gente y han multiplicado el personal contratado.

Información elaborada por Alfonso Andrade, María Hermida, Maruxa Alfonso, Emilio Forján, Patricia Blanco y Pepe Seoane.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Galicia mantiene doce estrellas Michelin