El hospital de Vigo estudia «la comunicación química» entre la madre y el bebé a través de la leche

El Cunqueiro ha logrado 53 donantes en cinco meses


Vigo / La Voz

El banco de leche materna del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo no quiere servir solo de soporte a las madres, sino también hacer investigación clínica. El servicio acaba de comenzar un estudio para averiguar de qué manera la leche materna sirve para la protección inmunológica del niño y mejorar su desarrollo. La hipótesis es que la leche materna transporta unas sustancias que sirven para que el cuerpo de la madre transmita cierta información al cuerpo de su bebé, de modo que provoque una reacción.

Esas sustancias se llaman exosomas. «En la leche hay muchos exosomas y la hipótesis es que al mamar se transmiten de la madre al hijo, es una comunicación química», explica el neurobiólogo Carlos Spuch, que es parte del proyecto. La neonatóloga María Suárez es la investigadora principal. «Queremos demostrar que la leche es algo más que un elemento nutricional», explica.

El proyecto ha sido premiado por la Sociedad de Pediatría de Galicia con una beca de unos 5.000 euros para poder investigar. Es la primera investigación que hace el banco de leche de Vigo, que nació a finales de junio, un par de meses después que el de Santiago. «Esperemos que sea la primera de muchas», dice la coordinadora del banco de leche, la neonatóloga Ana Concheiro. Reservan unos pocos mililitros de la leche donada para que sirva a las investigaciones.

El jefe de servicio de pediatría del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi), que además es el director del banco de leche, va un poco más lejos. «Cuanto mejor sea la investigación que hagamos mayor será la calidad de nuestra asistencia», dice José Ramón Fernández Lorenzo. «En el servicio de Pediatría tenemos un perfil cada vez más investigador. En los últimos años hemos puesto en marcha seis tesis doctorales porque queremos que la investigación forme parte del ADN del servicio», explica.

En estos cinco primeros meses, el banco de leche del Hospital Álvaro Cunqueiro ha logrado 53 donantes. En Galicia hay otras 36 en el banco de leche compostelano. Ana Concheiro explica que el número de donantes se corresponde, aproximadamente, con el de niños receptores. «Ahora mismo tenemos a seis o siete niños que están nutriéndose con leche de donantes», dice. Hay algunas donantes de Pontevedra y quieren extenderse a Ourense.

La filosofía de los dos bancos gallegos es beneficiar a los llamados grandes prematuros. El parto a término llega a la semana 40.ª de embarazo, pero solo se consideran prematuros los anteriores a la 37.ª. Los grandes prematuros son los que nacen antes de la semana 32.ª o con un peso inferior a kilo y medio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El hospital de Vigo estudia «la comunicación química» entre la madre y el bebé a través de la leche