El cambio climático multiplica por diez los fenómenos meteorológicos extremos

El quinquenio comprendido entre el 2011 y el 2015 es el más cálido de la historia


redacción / la voz

La temperatura media del planeta ha superado el umbral crítico de un grado por encima de los valores de la época preindustrial. Y lo ha hecho en el quinquenio 2011-2015, que se ha convertido en el lustro más caliente de la historia. Es una de las conclusiones del estudio presentado ayer en la Cumbre del Clima de Marrakech por la Organización Meteorológica Mundial, que revela que los sucesivos récords medidos por los termómetros sobrepasaron con amplitud las marcas anteriores. En el 2015, el año más cálido, las temperaturas se mantuvieron 0,76 grados por encima de la media del período de referencia, entre 1961 y 1990, un fenómeno que ha coincidido con otro registro histórico: el de concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, que por primera vez ha superado las 400 partes por millón.

Este escenario ha sido el caldo de cultivo para el incremento de fenómenos meteorológicos extremos, desde tornados y ciclones a olas de calor, sequías extremas e inundaciones fuera de lo normal, en las que esta vez sí se ha podido establecer una relación de cada uno de estos episodios con el cambio climático.

Si en un contexto de calentamiento global uno de los mensajes más reiterados lanzados por los científicos apunta hacia una mayor tendencia de los fenómenos extremos, esta previsión no solo se ha corroborado en el quinquenio analizado, sino que se ha visto que este tipo de adversidades climáticas se han multiplicado «en ciertas ocasiones por diez o más», lo que augura que la probabilidad de que esta situación se repita en el futuro se mantendrá o aumentará.

De los 79 estudios publicados por el Boletín de la Sociedad Meteorológica Americana entre el 2011 y el 2014, en más de la mitad se observó que el cambio climático antropogénico, el causado por el hombre, fue el que contribuyó a la aparición de fenómenos extremos que se estaban examinando. Entre ellos figuran la sequía que afectó a África Oriental en 2010-2012 y que causó unas 258.000 muertes adicionales y la sequía de 2013-2015 en África Meridional; las inundaciones del 2011 en el sureste de Asia que se cobraron la vida de 800 personas y se tradujeron en pérdidas económicas por valor de más de 30.000 millones de euros; las olas de calor del 2015 en la India y el Pakistán, que provocaron la muerte de más de 4.100 personas; el huracán Sandy del 2012, que se tradujo en pérdidas económicas por valor de 58.000 millones de euros en los Estados Unidos, o el tifón Haiyán que se cobró 7.800 vidas en Filipinas en el 2013.

El informe también recoge que deshielo provocado por el calentamiento de los océanos genera de forma global un aumento del nivel del mar que se está acelerando. Según los registros de satélite, de 1993 a la actualidad los niveles del mar han aumentado unos 3 milímetros año, comparado con la tendencia de 1990-2010, que fue de 1,7 milímetros.

Los expertos también se muestran preocupados por los eventos «inusualmente prolongados» de temporadas de calor seco e intenso en la cuenca amazónica de Brasil en los años 2014 y 2015, una zona que es considerada como uno de los puntos de referencia del sistema climático.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El cambio climático multiplica por diez los fenómenos meteorológicos extremos