España lidera la factura funeraria

Un sepelio cuesta una media de 3.600 euros, más que en la mayor parte de los países de su entorno; en Francia es más barato y en Italia estos gastos desgravan en la renta


Redacción

En la Unión Europa del mercado único la factura funeraria es muy variada. En España, según los cálculos realizados por las empresas del sector y organizaciones de consumidores, los gastos de un entierro suponen unos 3.600 euros, una cifra que la sitúa en lo alto del ránking europeo. Y no existen las ventajas fiscales de otros países. Para los españoles, los servicios funerarios y entregas de bienes realizadas por este tipo de empresas tienen un IVA del 21 % desde el 1 de septiembre del 2012, explica Carlos Del Pino, socio de Pin y Del Pino Abogados y Asesores Tributarios. Añade datos curiosos, como que, mientras las flores naturales tributan un 10 %, las artificiales lo hacen al 21 %. 

Francia

Descansar en paz en Francia también cuesta cada año más, pero es más barato que en España. En el 2015, la asociación francesa de defensa de los consumidores UFC-Que Choisir reveló datos alarmantes tras un estudio de la industria funeraria a lo largo de tres años. «El precio de un funeral, sin contar con el panteón, se sitúa en 3.350 euros de media frente a 3.098 en el 2011, es decir, un aumento del 8,18 %», constata la asociación. En la región parisina, el precio es más alto: entre 4.950 y 7.535 euros por un entierro, más un 20 % de impuestos. Para Jean Ruellan, director de márketing de OFG, el primer grupo funerario galo, los franceses solicitan cada vez más servicios: «Nos hemos convertido en maestros de ceremonia pese a que éramos solo vendedores de ataúdes». 

Reino Unido

Según Money Advice Service, asesoría financiera creada por el Gobierno británico, el coste de un funeral en Reino Unido se sitúa en unas 3.675 libras (unos 4.100 euros), sin embargo en Londres se puede llegar a duplicar. Es un gasto que se ha disparado un 80 % desde el 2004. Dependiendo del desembolso en flores, coronas, cátering y alquiler del local, se pueden añadir unas 2.000 libras a la factura. Los que buscan una opción más barata optan por una «cremación directa», cuyo precio medio está en las 1.600 libras. Tanto la funeraria como el coste del entierro o la cremación están exentos de IVA, pero se aplica un 20 % para flores, lápidas, placas, el ataúd o la urna, el anuncio en el periódico, los gastos del cátering y el alquiler del coche fúnebre. 

Italia

En este país el gasto medio de un funeral es levemente inferior al de los españoles. El IVA se sitúa en el 22 % pero la inversión desgrava en la declaración de la renta. En España estos gastos son deuda deducible solo al abonar el impuesto de sucesiones, indica Carlos Del Pino.

Estados Unidos

En Estados Unidos varían mucho los precios, ya que cada estado fija sus tarifas. No es lo mismo morirse en Nueva York que en Texas, por ejemplo. Para hacerse una idea de la diferencia, en el primer Estado los precios de un funeral oscilan entre 8.000 y 12.000 dólares (entre 7.300 y 11.000 euros). En Texas, los precios rondarían los 4.500 euros con los mismos servicios y esto no incluye el precio del cementerio, el valor de la lápida o el ataúd (algunos medios de comunicación aseguran que el de Michael Jackson, por ejemplo, costó 27.300 euros). En el 2014, un entierro tradicional estaba en los 6.500 euros de media nacional, un 29 % más que en la década anterior, según la cámara de empresas fúnebres. Ese aumento de coste ha hecho que muchos estadounidenses donen cuerpo a la ciencia y una vez que dejan de ser útiles, los cadáveres son incinerados y devueltos a las familias sin coste alguno.

Las funerarias estiman que en el 2025 el 60 % de los difuntos serán incinerados

La incineración es una tendencia al alza en todos los países, también en España. Según el último informe elaborado por la Asociación Nacional de Servicios Funerarios, en el 2025 será una práctica que se realizará con el 60 % de los difuntos.

En el 2015 el porcentaje alcanzó el 36 % a nivel nacional, una cifra que ni siquiera alcanza el 20 % en el territorio gallego. De hecho, el estudio realizado por los profesionales del sector señala que, mientras que en algunas capitales de provincia se alcanza el 70 %, en las zonas rurales son todavía muy pocos los que optan por esta alternativa. 

Otros datos del informe

Curiosamente, el citado informe señala que España es el país con más hornos crematorios de la Unión Europa. Cuenta con un total de 364, lo que supone una capacidad para realizar 1.456 incineraciones diarias. En todo el país se registraron 522.276 defunciones el año pasado. Y el sector de servicios funerarios facturó en el 2015 1.475 millones de euros.

Información elaborada con aportaciones de Fátima Fernández, Rita Álvarez, Alexandra Fernández y Adriana Rey.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

España lidera la factura funeraria