Más de 22.000 adolescentes gallegos entran en Internet tras la medianoche

El experto Antonio Rial alerta de que la tasa de acosadores a esas horas se triplica


A Coruña / La Voz

«En esta información de La Voz de Galicia se ve cómo las nuevas tecnologías son la principal preocupación». Esto decía ayer el doctor Antonio Rial Boubeta al inicio de su disertación, en sede de la Fundación Paideia, sobre el cíber acoso escolar. Este especialista, que desde el 2009 dirige un equipo que investiga este problema en la comunidad, aludía a una información del pasado mes de abril tras la reunión de la comisión de riesgos del entorno escolar con el delegado del Gobierno. Rial fue uno de los ponentes de la jornada que organizó durante el día de ayer la Asociación de Ayuda a Familias de Drogodependientes (Adafad) con el título El ser adolescentes de la ¿post?-crisis y en la que también intervino, entre otros especialistas, el psicólogo Fernández Blanco.

Antonio Rial aportó numerosos datos sobre el acoso y los acosadores, como que la media de edad de los adolescentes gallegos que utilizan las redes sociales es de 11 años, el 97,8 % utilizan Internet, un 93 % están en las redes sociales y, de ellos, el 51 % están en cuatro redes o más. También aludió a los datos de uno de los estudios que ha llevado a cabo su equipo según el cual unos 22.000 adolescentes gallegos «se conectan a las redes a partir de las doce de la noche. La tasa de acosadores a esas horas se multiplica por tres y el riesgo de quedar con desconocidos se duplica. ¿Dónde están los padres a esas horas?». La respuesta llegó de una asistente: «Chateando». Para Rial la solución pasaría por algo en principio tan sencillo como «dejar el teléfono en un lugar, no llevarlo a la habitación, incluidos los padres».

En cuanto al sexting, una de las variedades del acoso, Rial dijo que en muchos casos tiene detrás el chantaje y la extorsión. En esta línea, alertó de que a un adolescente que tiene baja estima y pocas relaciones es presa fácil. El acosador «en 15 días es capaz de ganarse su confianza y quedar para una cita presencial».

En cuanto a los motivos por los que acosan, la primera de las razones que dan es un «no sé» y la segunda, que «era una broma». Rial señaló que el acoso «es universal y anónimo» y «no empático: no le veo la cara». Por todo ello, «cualquiera puede ser un acosador», razón por a que invitó a los padres a que no vean a los hijos como solo posibles víctimas, sino también como acosadores. 

«Bombas de relojería»

El mayor peligro son los acosadores que fueron acosados, un 36,8 %, «esos son bombas de relojería y ahí tenemos que trabajar», argumentó el ponente. También detalló otros aspectos como que «la mitad de los ciberacosadores tienen problemas de alcohol o de drogas». De pasada, mencionó otro peligro que afrontan los adolescentes en las redes sociales, las apuestas on-line. Esta práctica, según Rial, «está destrozando familias».

Siete puntos para afrontar un problema en el que los padres tienen un papel primordial

Antonio Rial insistió en la responsabilidad de los progenitores en este problema, que resumió en siete puntos: «No demonicemos las redes sociales. No es una moda, ni algo pasajero. No es cosa de adolescentes. Es algo relativamente nuevo que evoluciona muy rápido. Tiene un fuerte componente económico. Está cambiando muchas cosas en nuestras vidas: la forma de leer, de aprender... ».

Para prevenir problemas, señaló dos vías: el uso responsable de las nuevas tecnologías y «apostar por la educación en valores y habilidades de vida». Invitó a los padres a que no saquen a sus hijos de las actividades deportivas, ya que el riesgo de ciberacoso «es la mitad entre los que hacen deporte habitualmente y un tercio entre los que están federados». Insistió en la necesidad del diálogo con los hijos, de observarlos y de saber que la solución no prohibirles el móvil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Más de 22.000 adolescentes gallegos entran en Internet tras la medianoche