«Mi niña es un ángel y lucharé por ella con 62, 72 o 95 años»

Xosé Carreira LUGO / LA VOZ

SOCIEDAD

Carlos Castro

La lucense Lina Álvarez espera dejar el hospital en breve tras ser la mamá de más edad de España

12 oct 2016 . Actualizado a las 10:04 h.

«Tranquiliña. No da ni un problema. Esta niña es un ángel. Cada minuto que pasa estoy más contenta y feliz por ser madre, aunque fuera a los 62». Es la opinión de la médica lucense Lina Álvarez, que ofrece desde la habitación del hospital Lucus Augusti en la que se encuentra ingresada después de que el lunes por la mañana le hicieran una cesárea para el nacimiento del bebé que lleva su mismo nombre.

Ayer la pequeña tomó sus dosis de biberón varias veces al día. Prácticamente no lloró durante toda la jornada. Duerme feliz en su cuna al lado de la cama en la que está su madre, a la que ya le retiraron algunos goteros que tenía conectados a los brazos. «Ahora quiero marchame para casa cuando lo crean conveniente los médicos. Comienza una nueva etapa en mi vida para luchar por mi criatura. Y lo haré con 62, 72 o 95. Y que nadie tenga duda alguna de ello porque, para ser feliz con una niña como esta, no hay edad. No le faltará de nada y no se quedará desasistida», explicó Lina Álvarez desde la habitación del hospital.

«Hoy [por ayer] no tuve más remedio que apagar el teléfono durante muchas horas porque los periodistas no paráis. Mi caso ya está muy contado. Ahora solo os puedo decir que soy más feliz que nunca, y mis otros dos hijos también. Pero ruego que entendáis que necesito descanso y tranquilidad», insistió esta facultativa, una de las madres de más edad del mundo.