Los ingenieros TIC aceptan el desafío de acercar a Galicia la revolución 4.0

Reclaman un esfuerzo extra para «rachar» con la brecha digital entre jóvenes y mayores


REDACCIÓN / LA VOZ

La humanidad está entrando en una nueva era, en una revolución industrial protagonizada por la transformación digital 4.0 de la que Galicia ni los gallegos pueden quedarse atrás. Es el mensaje que lanzó el decano del Colexio Oficial y presidente de la Asociación de Enxeñeiros de Telecomunicacións de Galicia, Ramón Bermúdez de Castro, en la gala que se celebró anoche en A Toxa con motivo de la Noite Galega das Telecomunicacións e a Sociedade da Información.

«A revolución industrial que estamos a vivir cambiará as nosas vidas para sempre», por lo que «case nada será igual e, nela, as TIC e os enxeñeiros de telecomunicacións xogaremos un papel clave», aseguró ante unos 300 invitados, entre los que se encontraba la directora de la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega), Mar Pereira; el secretario xeral de la Consellería de Economía y director en funciones de la Axencia Galega de Innovación, Borja Verea; el director del Igape, Javier Aguilera, o el responsable de Navantia en Ferrol, Julio Martín.

La gala de este año, organizada por el Colexio Oficial y la Asociación de Enxeñeiros de Telecomunicacións de Galicia, estuvo dedicada a la Transformación dixital, o desafío 4.0. Es un reto que Galicia debe asumir y en el que resulta fundamental romper la evidente «fenda dixital entre xoves e maiores», por lo que Bermúdez de Castro apeló al apoyo de la Administración gallega para «rachar con este drama», para lo que ofreció a la Xunta la colaboración de las entidades que dirige. «Temos a obriga ética e moral -dijo- de alfabetizar dixitalmente ás persoas de máis idade. Non poden quedar atrás nun gueto insolidario». 

La gala, en la que se entregaron los premios anuales a los mejores profesionales y empresas del año en sus distintas categorías, fue presentada por la actriz Carmen Méndez y contó con la actuación del monologuista Carlos Blanco.

En nombre de los premiados tomó la palabra el enxeñeiro do ano, César Mariñas, que abogó porque los servicios de los llamados «ingenieros libre ejercientes» puedan ser «más valorados y demandados». 

Por su parte, Julio Martín, aseguró que Navantia «tiene la firme voluntad de avanzar hacia el astillero 4.0, aprovechando el impulso de la Unión Europea y las iniciativas que el Gobierno y la Xunta han puesto en marcha para el desarrollo de la industria conectada». Dijo que el camino ya se ha iniciado con un acuerdo con la Universidade da Coruña.

Proyectos innovadores, con beneficios sociales e iniciativa empresarial

Monet Viticultura recibió el premio Enxeñeiro Gerardo García Campos a la mejor iniciativa empresarial en el sector TIC; Beatriz Remeseiro obtuvo el galardón Gradiant a la mejor tesis doctoral aplicada, mientras que el distintivo Ineo al producto o servicio TIC más innovador le fue concedido a la empresa Egatel. La lista de reconocimientos siguió con el premio al mejor proyecto con beneficios sociales, que recayó en Eosa, por la creación de INclue. Por su parte, el Real Club Celta de Vigo logró el galardón Acuntia a la empresa gallega que apuesta por el desarrollo de infraestructuras inteligentes de telecomunicaciones, mientras que Daniel Rodríguez fue reconocido como el alumno con mejor expediente del Máster en Enxeñería de Telecomunicación de Vigo y César Mariñas fue el ingeniero del año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los ingenieros TIC aceptan el desafío de acercar a Galicia la revolución 4.0