La edad límite de la reproducción asistida

En los hospitales dependientes del Sergas no se practica superados los 40 años, mientras que en las clínicas privadas de Galicia la realizan hasta los 50


REDACCIÓN / LA VOZ

La ley no establece límites a la hora de someterse a un proceso de reproducción asistida, lo que provoca que clínicas públicas y privadas difieran a la hora de marcar sus reglas, con diferencias de hasta 10 años. Por su parte, la Sociedad Española de Fertilidad esta tajante y no los recomienda más allá de los 50, una advertencia que no se cumple en el caso de la médico gallega embarazada a los 62 años.

El jefe de la Unidad de Reproducción Asistida del Álvaro Cunqueiro de Vigo, Domingo Vázquez Lodeiro, recordó que en el sistema público se ha tomado el acuerdo de no someter a estos tratamientos a mujeres que superen los 40, una norma que muchas veces se topa con el problema de la lista de espera, que en este centro va más allá del año y medio. A pesar de ello, «si una mujer entra en lista de espera a los 38 años, pero cumple 40 o 41 esperando, se le atiende igual».

Insistió en que es lógico establecer un límite, porque «desde los 35 años, la reserva ovárica se va agotando. A partir de los 40, la tasa de embarazo es bajísima, aunque la reserva ovárica sea grande, porque es de peor calidad». En cuanto al caso de la lucense embarazada a los 62, entiende que la paciente está en su derecho porque la ley lo permite, pero pone el foco en el estado clínico: «Los centros de reproducción públicos y privados deberían seguir unas reglas éticas conforme a los criterios de la Sociedad Española de Fertilidad, porque después de cumplir los 50 años es un riesgo muy alto para ellas». Esta afirmación es corroborada por el director de la clínica que el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) tiene en Vigo. Elkin Muñoz recordó que se estableció esta barrera porque hubo pacientes que se murieron durante los tratamientos, porque existen más riesgos de sufrir preeclampsias graves o diabetes gestacionales.

El IVI es, junto al Vithas Nuestra Señora de Fátima y a la clínica Pintado, uno de los tres centros privados que realizan este tipo de procedimientos en Vigo, mientras que en A Coruña se practican en los hospitales Quirón y en el HM Belén. Todos ellos han fijado el tope en torno a los 50 años, aunque en esta última maternidad lo reducen a los 48, «y a partir de los 42 se requiere también una evaluación de Medicina Interna que avale su idoneidad», apuntó Moisés Moreira, director de HM Fertility Center, que también subrayó que «creemos que sobre el deseo de la mujer de ser madre, prevalece el bienestar y el futuro del recién nacido».

En Santiago, la Rosaleda es el centro privado de referencia, ya que practica este tipo de tratamientos desde 1999. José Codesido, director de la unidad y presidente de la Asociación Nacional de Clínicas de Reproducción Asistida (Anacer), insistió en que todo los centros de esta red no los realizan después de los 50.

Alto coste

A los límites de edad y a las listas de espera se añade otro escollo, que es el alto coste de los tratamientos de fertilidad en las clínicas privadas, que puede variar entre los 4.500 euros (más 1.500 de medicación) de una reproducción in vitro y los 6.500 por ovodonación.

Esta información ha sido elaborada por Rosa D. Seoane, Elisa Álvarez y Ángel Paniagua.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La edad límite de la reproducción asistida