Un niño transexual de 8 años, el más joven de Galicia en cambiar su nombre

alejandro martínez SALCEDA / LA VOZ

SOCIEDAD

XOAN CARLOS GIL

El menor, que vive en Salceda, ya tiene inscrita su nueva identidad en el DNI

16 sep 2016 . Actualizado a las 08:36 h.

Ya pone Marc en el carné de identidad de Marc. Por fin este niño de Salceda no lee un nombre de chica cuando coge su DNI. A sus ocho años, es el transexual más joven de Galicia que lo ha conseguido. Ha sido posible gracias a un auto del juzgado de O Porriño que ya es firme. Y, sobre todo, por el empeño de su madre, Eva María Serantes, que quiere que su pequeño sea feliz. El reconocimiento oficial de su nombre tiene un gran significado para el menor, que es un crac jugando al fútbol. Ya podrá competir con su nombre «sentido» con su equipo de las escuelas deportivas de Salceda en las ligas zonales de fútbol. Hasta hace poco tiempo no pudo federarse como Marc para poder participar en los encuentros oficiales. Y no quería formar parte de la federación con su anterior nombre de chica, porque no reflejaba su verdadera identidad. «No quise llorar, pero unas lagrimillas ya se me cayeron. Es como si mi hijo volviera a nacer». Así describe la madre el momento en el que fue a recoger el nuevo carné de identidad de su pequeño. A partir de ahora celebrarán cada aniversario de la expedición del documento como si fuera su cumpleaños.

Sus padres lo inscribieron con un nombre de chica porque, al nacer, vieron que sus genitales son femeninos. Pero al verlo crecer han aprendido que el género no es siempre una cuestión física, sino que se encuentra en la mente de las personas. Desde muy pequeño empezó a mostrar su identidad sexual masculina. «Con dos o tres años no tenía conciencia de su cuerpo, pero sí de lo que era y dónde se sentía más a gusto, con los niños», afirma su madre. «Le intentabas poner la ropa de su hermana y todo eran llantos», recuerda Eva María, para quien su hijo es un niño desde que tiene uso de razón.

Cambio positivo

La vida de Marc dio un cambio muy positivo hace más de un año. Desde entonces se muestra al mundo como el niño que es. Marc se expresa así desde que, en el 2015, la profesora de gimnasia ordenó a sus alumnos que fueran a cambiarse al vestuario. Él, sin pensárselo dos veces, se fue al de los chicos. La profesora lo dejó ir, pero informó a los padres. Entonces su hermana mayor aportó otra clave. «Anda que no me ha preguntado veces que, si es un niño, por qué tiene un cuerpo de chica», le dijo un día a su madre en Navidad.