La gallega Lina Álvarez, entre las mujeres embarazadas de mayor edad del mundo

Ana Lorenzo Fernández
ANA LORENZO A CORUÑA / LA VOZ

SOCIEDAD

Carlos Castro

La médica lucense tiene 62 y la india Rajo Devi batió el récord al dar a luz con 70

07 sep 2019 . Actualizado a las 10:17 h.

El debate está servido: ¿Hasta qué edad se puede ser madre? El caso de la gallega Lina Álvarez ha provocado que se vuelva a reabrir la polémica entre los partidarios de luchar por la maternidad a toda costa y aquellos que consideran que cuando se llega a unos ciertos años no es aconsejable tener un hijo. Las circunstancias personales fueron las que llevaron a esta médico de familia de Lugo a volver a repetir maternidad y el próximo dará a luz por tercera vez a los 62 años, convirtiéndose en una de las embarazadas con más edad del mundo, ya que figura en el top ten de los casos documentados.

Aunque su situación es bastante excepcional, no es la primera mujer que vive esta experiencia superada la barrera de los sesenta, ya que existen ejemplos similares de madres mucho más mayores que recurrieron a tratamientos de fertilidad para lograr su sueño de tener a su bebé en brazos. La hindú Rajo Devi Lohan ostenta hasta el momento el título de ser la mujer que ha dado a luz con más edad, ya que tuvo a su hija Naveen a los 70 años. Después de cuarenta años de casados y sin poder tener descendencia, ella y su marido -de 73- decidieron someterse a un tratamiento de fecundación in vitro. Aunque el parto fue normal, a los 18 meses, como consecuencia del mismo, su salud empeoró y tuvo que encamarse y reducir los cuidados que daba a su hija.

Rick Westhead | EFE

También de la India es Omkari Panwar, que asegura haber vivido su maternidad superados los 70, aunque este dato nunca se ha podido comprobar con exactitud al no disponer de documentos sobre su fecha de nacimiento. Panwar ya tenía dos hijas adultas y cinco nietos, pero decidió incrementar la familia con dos gemelos más. No tuvo la misma suerte la rumana Adria Iliescu, de 67 años, que también estaba embarazada de dos niñas. Una falleció antes de nacer y la otra llegó al mundo con solo 1,450 kilos de peso.