Embarazada a los 62 años: «Me siento como una de 30, feliz»

Xosé Carreira LUGO / LA VOZ

SOCIEDAD

Dani R. Portela

Esta facultativa lucense, que ya tuvo otro hijo a los 52 años, dará a luz a una niña el próximo mes

17 feb 2017 . Actualizado a las 17:12 h.

«Me siento como una de 30, feliz. Mejor imposible». Así, irradiando vitalidad, se expresó ayer Lina Álvarez, una médica lucense que dentro de un mes será mamá con 62 años, después de veinte de menopausia. Espera una niña, que se llamará como ella y que ahora pesa unos dos kilos. Su embarazo puede ser un caso único en Galicia.

«Estoy feliz porque vivo ahora mi recompensa a tanto sufrimiento. Es un milagro», advirtió esta madre coraje que lleva media vida de lucha para pedir justicia porque hace 27 años el cerebro de su primer hijo fue dañado, asegura, en una prueba de amniocentesis que le realizó un ginecólogo. Desde entonces, Lina se ha dedicado al cuidado de su hijo, que se quedó sin habla y semiparalizado, y también a luchar por él en juzgados y en la calle.

«Fue una vida de llanto. Durante años lloré todos los días porque no sabía afrontar la enfermedad de mi hijo, al que tenía que ingresar dos veces a la semana. Iba llorando con él a las guardias nocturnas, de las que el Sergas nunca me eximió. Muchas veces paraba porque no era capaz de conducir», relató Lina.