El cura del botafumeiro y el mar de Verín

SOCIEDAD

PAULINO VILASOA

Visitantes despistados dejan un abanico de anécdotas curiosas en las oficinas de turismo

12 ago 2016 . Actualizado a las 15:17 h.

La sorpresa con la que los turistas, sobre todo aquellos acostumbrados al Mediterráneo, reaccionan ante el fenómeno de las mareas -muchos han sido víctimas de la subida del mar por su falta de previsión- no es más que una de las miles anécdotas que dejan los despistes de quienes no conocen la tierra que visitan o pretenden recorrerla basándose en un plano o en la resabida Siri. Por supuesto, es en las oficinas de turismo donde más se repiten. Sus trabajadores nos han contado algunas muy jugosas.

Lugo

La plaza de toros romana. Los turistas confunden la Muralla con una plaza de toros. «Realmente en el plano lo parece», reconocen en la oficina de turismo municipal.

Bueu

Toponimia en inglés. Pronunciar Bueu es misión imposible para ellos, y Cabo Home lo leen y pronuncian como la traducción inglesa de vocablo «casa».