Martín Guevara: «Cuando murió Bowie sentí que moría alguien de mi familia»

Cápsula revisita mañana por última vez en El Náutico de O Grove el mítico disco «The Rise and Fall of Ziggy Stardust»


No tuvieron que pensarlo demasiado cuando en el 2011 recibieron el encargo de reinterpretar en directo el disco que quisieran de la historia del rock. «Tengo pósteres de Bowie por todas partes», confiesa el músico argentino afincado en Bilbao desde el 2002. Aquella actuación y sus posteriores secuelas alcanzaron tal notoriedad que acabaron siendo registradas en un disco, Dreaming of the Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars. Debía ser el feliz epílogo. Pero la muerte en enero del Duque Blanco propició la recuperación del formato para cuatro únicos conciertos, el último de ellos mañana en O Grove.

-¿Por qué decidieron recuperar este concierto tributo?

-Tras la muerte de David Bowie rehusamos varias ofertas porque no queríamos que sonase a oportunismo. Hasta que nos llamó Tony Visconti, productor de trece discos de Bowie y de nuestro Solar Secrets, para participar en un homenaje en Austin (Texas). Al principio fue bastante jodido, porque la muerte de Bowie nos dejó tocados pero pronto entendimos que lo que iba a quedar de su legado para las generaciones futuras eran sus canciones. Así que decidimos mantenerlas vivas a nuestra manera.

-¿Y cómo es esa manera?

-Dándoles una vuelta y llevándolas a nuestro terreno. Lo entendemos más como una reinterpretación que como un tributo.

-¿Por qué eligieron el «Ziggy Stardust»?

-Siempre hemos sido muy fans de Bowie. De hecho, el nombre del grupo se debe a Space Oddity. Así que cuando nos pidieron hacer algunas versiones yo me envalentoné, muy a la bilbaína, y dije que hacía el disco entero. Luego fue realmente complejo traerlo a nuestro terreno. Pero siendo un material tan goloso y bonito fue un placer llevarlo adelante.

-¿Cómo recibió el 10 de enero la noticia de la muerte de Bowie?

-Fue muy fuerte. Para mí era alguien muy cercano. Esa capacidad que él tenía de reinventarse, de crear nuevos mundos, de meterse en distintos estilos, de incorporar nuevas tecnologías y nuevos elementos visuales ha sido para Cápsula una fuente de inspiración muy potente. La primera sensación que tuve fue la de perder a alguien casi como de la familia. Y de inmediato lamenté que nunca más iba a tener un disco nuevo de él, con lo que el mundo ya no volvería a brillar de la misma manera.

El Duque Blanco escuchó y aprobó el tributo de Cápsula

En el año 2013 Cápsula grabó en Estados Unidos Solar Secrets bajo la producción de Tony Visconti, productor de trece discos de Bowie y portavoz personal del músico en los últimos años. Un año antes Cápsula había registrado en un disco su revisión del The Rise and Fall of Ziggy Stardust... Fue el propio Visconti quien le llevó el disco de los argentinos a Bowie y quien trasladó después a estos la aprobación del artista por el trabajo realizado. «Visconti nos dijo en secreto que al rubio, como él siempre lo llamaba, le había gustado mucho nuestro disco. Ya se pueden imaginar lo que eso supuso para nosotros», comenta Guevara.

Tras cerrar mañana el ciclo del Ziggy Stardust el grupo no se plantea más tributos. «No con esta entidad, pero siempre habrá algún guiño en nuestras canciones o alguna versión en nuestros conciertos de la santísima trinidad que forman Lou Red, Iggy Pop y, por supuesto, David Bowie».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Martín Guevara: «Cuando murió Bowie sentí que moría alguien de mi familia»