Viajar a Canarias y Baleares se dispara

El precio se incrementó entre un 30 y 50% con respecto al año pasado


Viajar a Canarias o Baleares puede costar la mitad más que en el 2015. Aquellos que dejaron para última hora la decisión de cuál sera su destino vacacional se encontrarán con un serio problema si barajan esas islas como destino. Si no han reservado con varios meses de antelación, probablemente se queden boquiabiertos al ver los precios. Y eso, si encuentran hospedaje. Las plazas hoteleras están prácticamente copadas. Encontrar a estas alturas un sitio donde alojarse en esos destinos resulta casi misión imposible. «En años anteriores faltaban vuelos y este año falla la estancia hotelera. Los atentados terroristas de los últimos meses sembraron el pánico y contribuyeron a que la costa turca y su entorno quede en el olvido. El turista europeo elige ahora Canarias o Baleares como destino vacacional y esto provoca que la hostelería en las islas se sature», explican desde viajes Barceló, en Lugo.

Se incrementan las reservas, se colapsan las islas y los precios se disparan. Con lo cual, disfrutar de una semana en julio y agosto en las mismas está este año por las nubes. «Un viaje para un matrimonio con dos hijos a Tenerife en la primera quincena de agosto en régimen de media pensión ronda en la actualidad los 3.000 euros. El coste se incrementó unos quinientos euros con respecto al año pasado», señalan desde la misma compañía.

No se trata de un caso aislado. En Viajes RAI, en A Coruña su responsable es claro. «No recuerdo un verano como este. Tanto por los altos precios como por la ocupación», subraya Agustín Vázquez. Esta situación cogió por sorpresa a Marga López y Luis Santos, una pareja de Ourense. No pudo reservar con antelación sus vacaciones y se encontraron con precios desorbitados. «Quedamos flipando -explica ella-. Ir a Gran Canaria la primera semana de agosto y hospedarnos en un hotel de cinco estrellas con media pensión nos costaba 2.200 euros a cada uno. Rápidamente abortamos el plan y optamos por pasar unos días en Nigrán».

A José Manuel Rivera y Ana Broz estas vacaciones también le salieron caras. Esta pareja lucense es la primera vez que elige Fuerteventura como destino. Estarán del 17 al 25 de agosto alojados en un hotel de cuatro estrellas con un todo incluido. «Nos pareció muy caro pero era el único sitio que nos aseguraba buen tiempo y estar relajados. En total nos costó 1.970 euros».

Teresa Candal y su hijo veranean todos los años en Gran Canaria. A pesar de que este año el precio se ha incrementado, no quisieron romper con la tradición. Volverán a descansar en el Hotel Costa Meloneras, de cinco estrellas, durante la primera semana de agosto. «Llevo viajando desde hace años y este año fue el más caro. Nos salió en 1.500 euros, con desayuno. El precio se incrementó un 30% a pesar de hacer la reserva con dos meses de antelación». Aún así volverán a las islas como garantía del buen clima.

Xabi Barreda y sus compañeros de clase escogieron Mallorca como viaje de fin de curso. A estos coruñeses les salió en 600 euros una semana, en un hotel en el Arenal y con todo incluido. Reconocen que fue caro pero era un viaje muy deseado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Viajar a Canarias y Baleares se dispara