Ocho de cada diez consultados piensan que los niños están sobreprotegidos

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Sobreprotección parental

La mayoría de los padres jóvenes encuestados por Sondaxe considera que cuida en exceso a sus hijos

09 may 2016 . Actualizado a las 04:00 h.

Hay un chiste que suele salir en las reuniones de padres que dice que cuando los niños de esta generación vayan a la guerra, allá irán las madres con los yogures. El dicho refleja un fenómeno que describe Eva Millet en su libro Hiperpaternidad. La autora hablaba de ello en un reportaje realizado el mes pasado donde explicaba que «los padres, o algunos, son ahora los secretarios de sus hijos, sus coachers (...) Pero no se dan cuenta de que son los niños los que han de saber resolver sus problemas». La cuestión es que, aunque la sociedad reconoce que los niños de hoy en día están sobreprotegidos, la verdad es que no todos los padres lo ven de ese modo. Al menos es lo que muestran los datos derivados de la encuesta realizada por Sondaxe, según los que un 80,1 % de los gallegos encuestados piensan que los progenitores lo hacen, pero solo un 47,7 % de los encuestados cree que lo son, un porcentaje igual al que dicen lo contrario (un 47,3 %). Aunque es en Ourense donde más observan este fenómeno, son los lucenses los más críticos al reconocer en mayor medida que lo hacen. Pero son las villas de entre 5.000 y 10.000 habitantes donde más consultados lo reconocen.

La sobreprotección es un fenómeno que algunos expertos atribuyen al bajo índice de natalidad que hay en España y en Galicia. Los niños se han convertido en un bien escaso al que hay que cuidar y proteger. En ese afán por que no les ocurra nada, quieren también que destaquen. De ahí que los acompañen a clase, les ayuden con los deberes o hasta arreglen sus agendas. La infancia, como dice la autora del libro «es un gran campo de entrenamiento». El problema es que la intervención provoca falta de autonomía que resulta perjudicial para el desarrollo de los alumnos, como advierte el portavoz de ANPE. Otros expertos como el especialista educativo Hipólito Puente han indicado alguna vez que los padres sobreprotectores vuelcan todo en el bienestar malentendido, dejándoles sin vida propia.

La mitad opina que el WhatsApp entorpece la educación

Durante los últimos dos cursos escolares las quejas derivadas de grupos de WhatsApp de padres se multiplicaron por dos. El asunto preocupa a la autoridad educativa. Dicen que fomenta la sobreprotección porque en muchos casos convierte a los padres en secretarios. Preguntar en el grupo qué deberes hay para mañana es cada vez más habitual, aunque en un primer momento esta aplicación se utilizaba para comprar regalos comunes para un cumpleaños.