Los ginecólogos quieren unificar la laparoscopia en toda la red pública

Profesionales gallegos se forman para llevar esta técnica a todos los hospitales


Ourense / La Voz

Haciendo bueno aquello de que al cerdo se le aprovecha todo, ginecólogos de hospitales gallegos reciben formación en cirugía laparoscópica en el Parque Tecnolóxico de Galicia utilizando para sus prácticas úteros de cerdas. Es una de las curiosidades de un proyecto que se marca como objetivo homogeneizar la prestación de este servicio en todos los hospitales públicos para que, en un plazo de tres a cuatro años, la oferta de esta técnica sea en todos ellos idéntica y de la máxima calidad.

El Centro de investigación en nuevas tecnologías quirúrgicas mínimamente invasivas (Tecmeva) de la Tecnópole ourensana se ha convertido en escenario de prácticas para once ginecólogos de los hospitales de Lugo, Burela, Ourense, O Barco de Valdeorras, Vigo, Pontevedra, Vilagarcía, Santiago, Ribeira y Cee. Es el primero de los grupos que, en los próximos años, depurarán su práctica en cirugía laparoscópica para que esta prestación llegue a todas las gallegas.

Para las pacientes, la cada vez más popular cirugía laparoscópica supone evitar o reducir el ingreso hospitalario y una mejor recuperación. El método se vale de una incisión de aproximadamente un centímetro en el abdomen para introducir material quirúrgico y una cámara, que permiten operar viendo el interior del cuerpo humano a través de una pantalla.

En el caso de la ginecología, apunta Casimiro Obispo, presidente de la sociedad gallega de esta especialidad, se trata de un campo especialmente apto para esta técnica ya que permite desde ligar trompas a determinar el estadio de un tumor o extirpar quistes y hernias.

La Sociedade Galega de Obstetricia e Xinecoloxía confía en ofrecer formación a cien especialistas, con el compromiso y la implicación de los jefes de servicio, el Sergas, la Tecnópole, el hospital veterinario Rof Codina, la fundación Paideia y empresas como Storz y Coren.

Esta última, del sector alimentario, es la que proporciona los órganos necesarios para las prácticas. Los médicos celebraron ayer en Ourense la quinta sesión de este primer curso y se desplazarán al hospital Rof Codina en las tres siguientes para trabajar con animales vivos.

Carla Varela, ginecóloga del hospital de O Barco, ha aplicado ya algunos «truquillos» aprendidos en el curso en su práctica asistencial: «El problema en Galicia es que hay varios centros punteros en esta cirugía, pero otros se han quedado en la clásica, por eso es importante homogeneizar. Esta es una forma de empezar a formar a adjuntos jóvenes para que se generalice la técnica».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los ginecólogos quieren unificar la laparoscopia en toda la red pública