Un gallego descubre cómo se puede tratar el ictus a través del intestino

Raúl Romar García
R. Romar REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

La regulación de las bacterias de este órgano, clave para activar defensas contra el infarto

04 abr 2016 . Actualizado a las 10:00 h.

El intestino es el segundo cerebro. Cada vez hay más evidencias que apuntalan esta línea de investigación, pero nunca hasta ahora se había planteado la posibilidad real de que el tratamiento y la prevención de una enfermedad cerebral como el ictus podría favorecerse desde el órgano que está situado justo debajo del estómago. La clave está en la amplia y diversa comunidad de bacterias que conviven en el, la microbiota intestinal, cuya alteración de su composición para promover las que activen las células del sistema immunológico confiere una protección para prevenir el accidente cerebrovascular. Es una innovadora estrategia especialmente útil para los pacientes de alto riesgo, como los sometidos a cirugía cardíaca o aquellos que tienen múltiples vasos sanguíneos obstruidos en el cerebro.

De momento es una propuesta, pero que esta hipótesis pueda llegar a convertirse en una realidad es algo que ha probado en un modelo con ratones un equipo de científicos liderado por la Universidad de Cornell (Estados Unidos). El trabajo, publicado en Nature Medicine, tiene entre sus principales autores al investigador gallego David Brea López, formado en la Universidade de Santiago en el equipo de José Castillo.

Los investigadores alteraron el equilibrio de la microbiota intestinal -que también tiene una importante función en la regulación del sistema inmune- de los animales mediante antibióticos, lo que provocó una disminución de las células proinflamatorias y un refuerzo de las antiinflamatorias, los linfocitos T, un tipo de células inmunológicas. De esta forma, los ratones que fueron tratados durante dos semanas con antibióticos y a los que se les indujo un infarto cerebral presentaban un 60 % menos de daños que aquellos que no habían recibido el medicamento.