Apartan al profesor que llamó «rancias» y «guarras» a las chicas en una clase

La academia donde este médico dermatólogo preparaba alumnos para el MIR alega que «presuntamente, ofendió a unas alumnas en una clase en Barcelona»

Fotografías del powerpoint expuesto en clase por el profesor.
Fotografías del powerpoint expuesto en clase por el profesor.

El dermatólogo que preparaba a alumnos de Medicina para al examen del MIR y que comparó la función de determinadas glándulas con las chicas que van a las discotecas, las que van a ligar son «guarras» y las que van a bailar son «rancias», ha sido apartado del centro académico CTO en el que trabajaba.

En un comunicado, el Grupo CTO ha anunciado que aparta al profesor de dermatología porque, «presuntamente, ofendió a unas alumnas en una clase en Barcelona». Los hechos ocurridos la pasada semana durante el desarrollo de una clase, ofendieron a varias alumnas que asistían a la misma y que han expresado sus quejas.

;
«Guarras» y «rancias» para ayudarle a estudiar Descubre la mnemotecnia de un profesor que se pasó de la raya, que aforado no es solo una palabra española y el despiporre de los hinchas del Arsenal

«Desde el primer momento, desde Grupo CTO se han estudiado todos los hechos ocurridos, se han escuchado las versiones de los alumnos, solicitando incluso al profesor implicado su correspondiente versión. Todo ello ha motivado la toma de decisión de apartar cautelarmente al profesor que impartió la clase», anuncia la academia. 

La presidenta de Grupo CTO, Pilar Díaz, ha «repudiado cualquier tipo de acto de estas características, bien sea machista u ofensivo», por lo que asegura que ha trabajado «directamente sobre este tema en primera persona». Díaz se ha definido como «una ardua defensora de la igualdad, tanto a nivel familiar como laboral», algo por lo que lleva luchando toda su vida y en lo que cree «fervientemente».

El profesor de Dermatología causó la indignación del alumnado cuando en una exposición con el programa Power Point comparó la función de algunas glándulas con las chicas que van a las discotecas, las que van a ligar son «guarras» y las que van a bailar son «rancias».

La desafortunada comparación fue denunciada por un grupo de estudiantes de sexto de Medicina inscritos en la academia, que prepara a los alumnos para el examen MIR, el examen oficial para acceder a la formación de especialistas médicos.

El profesor de Dermatología es un médico residente del Hospital Clínic, aunque ejercía en esta escuela de forma independiente al hospital, que también ha hablado con el afectado. Según los alumnos que asistieron a la clase del pasado 10 de marzo, la comparación que utilizó el profesor fue «extremadamente machista e intolerable».

Según estos estudiantes, el contexto era «brindar normas mnemotécnicas a los alumnos para aprender conceptos sobre las glándulas, la psoriasis y el liquen», pero consideraron que los ejemplos puestos por el profesor eran «inaceptables, degradantes, humillantes y denigrantes».

Una veintena de personas -hombres y mujeres- abandonaron el aula «ante las vejaciones y la impotencia» que sentían y tras expresar su disconformidad. Después, aseguran que les acusaron de «'sensiblonas' y exageradas».

Los alumnos también han denunciado que el mismo profesor creó otra mnemotecnia para recordar las características del liquen y de la psoriasis, acompañándolo de imágenes de un señor del siglo XIX y de Miley Cyrus. Refiriéndose al liquen como hombre ordenado, lo que lo hace bien, correcto y más productivo, y a la psoriasis como mujer loca, «alocada», descontrolada.

Según los alumnos, al día siguiente la academia se puso en contacto con una de las alumnas reclamantes para expresar su disconformidad y el profesor, del que piden que no se haga público su nombre, habló con esta denunciante para pedirle disculpas. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Apartan al profesor que llamó «rancias» y «guarras» a las chicas en una clase