Más de 10.000 aficionados a los festejos taurinos han reivindicado este domingo en Valencia «la cultura del toreo como forma de vivir» en una manifestación encabezada por figuras como Enrique Ponce, El Juli, Ortega Cano, Morante de la Puebla, Sebastián Castella y El Soro, entre otros toreros.

La manifestación, que ha partido desde la Plaza de San Agustín sobre las 15 horas, ha desfilado por la Plaza del Ayuntamiento -donde los asistentes se han detenido al grito de «libertad» y han realizado una sonora pitada- y ha llegado hasta la Plaza de Toros, donde se ha leído el manifiesto.

Las más de 10.000 personas que han asistido -según cifras de Delegación del Gobierno- han caminado bajo el lema Los toros, cultura, raíces y libertad y acompañados por una banda de dolçaines y tabalets y se han mostrado «orgullosos de ser aficionados a los toros». Entre los asistentes, entre los que han destacado numerosas figuras del toreo, se encontraban también el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps; la presidenta del PPCV, Isabel Bonig; los ganaderos Victorino y Adolfo Martín y Eduardo Miura, entre otros.

El encargado de la lectura del manifiesto, Enrique Ponce, ha asegurado durante su lectura en el coso que «la cultura no es lo que algunos quieren que sea», sino «lo que el pueblo quiere que sea, y el pueblo quiere que el toro sea cultura», ha destacado el diestro, que ha sido vitoreado por los manifestantes.

«No podemos consentir que por intereses económicos y espureos digan que nuestras tradiciones son perversas y crueles», ha destacado Ponce, quien ha llamado a no utilizar a los defensores de estos festejos como «materia de distracción».

«Animal único»

Asimismo, ha reivindicado la «tauromaquia por su animalismo» y por su «defensa del toro como animal único». «¿Quién ama más al toro que nosotros?», se ha preguntado el matador, quien también ha destacado este «arte» como «una herramienta económica que crea puestos de trabajo y realiza aportaciones a las arcas del Estado».

En el manifiesto también se ha defendido «un tratamiento igual respecto al de otras artes» y respecto a la fiscalidad. «El toro es una emoción, un sentimiento», ha apuntado Ponce, quien ha subrayado «a quien no le guste, que no venga».

«Derechos y libertad»

En esta línea también se ha manifestado El Juli, quien ha calificado este domingo de «día histórico para la tauromaquia» y ha llamado a «alzar la voz por nuestra cultura, derechos y libertad». En este sentido, ha exigido «respeto» y ha criticado que en los últimos años este tema «se ha politizado mucho».

Por su parte, el torero colombiano César Rincón ha destacado que muchas veces los aficionados se ven «insultados» por «la gente que no tiene tolerancia a nuestra actividad».

La amenaza de Compromís y Podemos

El presidente de la Unión Taurina, Vicente Nogueroles, también se ha expresado en estos términos: «La gran amenaza son ciertos partidos antis como Compromís y Podemos que no tienen clara la gran cantidad de gente que mueve el mundo del toro», ha destacado.

Nogueroles ha subrayado además que la Comunitat Valenciana cuenta con 8.000 entidades taurinas, por lo que «es posiblemente la única autonomía en la que no hay riesgo» de que los festejos desaparezcan, «por eso estamos aquí». Asimismo, ha asegurado que los aficionados estudian volver a convocar otras manifestaciones como la de este domingo.

«Gran arraigo»

También ha defendido los espectáculos taurinos la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, quien ha pedido «respeto a la libertad de las personas en todos los ámbitos. También para quienes aman el mundo del toro y acuden a espectáculos taurinos, que tienen un gran arraigo en nuestra tierra. En el PPCV defendemos la libertad, las imposiciones que pretende la izquierda no son buenas», ha señalado según un comunicado.

Activistas antitaurinos protestan por los toros muertos en las Fallas

Una veintena de activistas antitaurinos ensangrentados y ataviados con peinetas, moños y espardenyes típicos de Fallas han protestado contra las cerca de 100 muertes de toros y becerros que se producen durante las fiestas josefinas, en una performance frente al Ayuntamiento de Valencia organizada por AnimaNaturalis.

Los activistas, que han realizado la protesta -de unos 25 minutos- semidesnudos, portaban estos accesorios típicos de falleras y falleros para reivindicar una fiestas «que invitan a la diversión y no a la muerte» y que, según ha indicado la portavoz de la organización, Carmen Moll, «se ven empañadas por casi un centenar de muertes» de toros durante las fiestas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Más de 10.000 personas se concentran en Valencia en defensa de la tauromaquia