Confirmado el primer caso de zika en Galicia

La mujer y su bebé permanecen ingresados en el hospital de Santiago tras el parto. La directora de Xestión de Saúde Pública subraya que «no hay ninguna posibilidad de que haya contagio interno»


La Voz | Agencias

Primer caso de zika confirmado en Galicia. Una mujer y su bebé permanecen ingresados en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago tras corrobarse que ella había importado el virus desde uno de los países afectados. Se trata del primer diagnóstico positivo en nuestra comunidad, en la que se han detectado ya una decena de casos sospechosos.

La directora de Xestión de Saúde Pública, Sonia Martínez Arca, llama a la tranquilidad e insiste en que el caso diagnosticado en el Clínico no varía la situación de precaución o alertas. «Esta señora viajó a Sudamérica y creemos que se contagió allí. Estaba embarazada, ha dado a luz hace unos días y se ha confirmado que estuvo infectada en su momento», aclara de inicio Martínez Arca. «Esto no cambia nada la situación en la que estamos, ni la situación epidemiológica ni la situación de precaución o alertas. Aquí no hay vector por lo que no hay ninguna posibilidad de que haya contagio interno. Es un caso importado y esperamos en las próximas semanas y meses haya alguno más. No debemos tampoco preocuparnos. Se sabía que tarde o temprano ocurriría», añade la directora de Xestión de Saúde Pública desde el propio hospital compostelano.

Los médicos del CHUS están analizando y estudiando la evolución del bebé de la mujer gallega infectada para determinar si puede padecer algún tipo de complicación ya que, además de la enfermedad de su madre, nació de forma prematura, según informa Europa Press citando al subdirector xeral de Saúde Pública, Xurxo Hervada, que confirmó que la mujer dio a luz hace unos días de forma prematura y se encuentra ingresada por complicaciones del parto, ya que la infección por virus Zika está ya totalmente superada.

La mujer viajó a un país de Sudamérica en el cuarto mes de embarazo para visitar a unos familiares y allí se infectó, ha confirmado Xurxo Hervada. Durante su viaje, la mujer sufrió un cuadro «leve» de febrícula relacionado con el virus Zika.

Fue a su regreso, durante un control rutinario por su embarazo, cuando el médico identificó la situación y solicitó una investigación analítica para determinar si, efectivamente, había padecido el virus, unas pruebas que resultaron positivas.

38 casos diagnosticados en España

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha elevado a 38 los casos diagnosticados en España del virus del zika, todos ellos importados, entre los que se encuentran cinco embarazadas, dos en Cataluña, dos en Madrid y una en Galicia. Según informa en su web el Ministerio de Sanidad, todos los casos confirmados hasta el momento en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III corresponden a personas que habían viajado a países afectados, por lo que se trata de casos importados.

Así, nueve de los pacientes se encuentran en Cataluña, trece en Madrid, seis en Castilla y León, dos en Aragón, dos en Asturias, uno en Andalucía, uno en Murcia, uno en la Comunidad Valenciana, uno en Navarra, uno en La Rioja y uno en Galicia. Entre los casos confirmados hay cinco mujeres embarazadas, dos más que la pasada semana. Además del caso gallego, los otros están en Cataluña y Madrid.

Así es el proceso de vigilancia

Ante la epidemia por virus zika en la Región de las Américas, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y las comunidades autónomas, ha establecido una vigilancia de casos importados de enfermedad por virus zika. Hace un mes el Ministerio y las comunidades acordaron en la Comisión de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud (SNS) la aprobación de un protocolo de vigilancia epidemiológica del zika y un plan de preparación y respuesta para éstas y otras enfermedades transmitidas por mosquitos.

Entre otras cuestiones, se recomienda a cualquier persona que haya estado en alguna zona en la que exista el virus posponer 28 días desde su regreso las relaciones sexuales sin protección con mujeres que estén embarazadas o tengan intención de serlo, para evitar un posible contagio a través del semen y dado el posible riesgo de microcefalia fetal que todavía no se ha confirmado.

Asimismo, las mujeres embarazadas que hayan viajado a países de riesgo por virus zika se someterán a análisis de sangre y orina si al regresar a España presentan alguna sintomatología indicativa de la infección, según el protocolo de seguimiento acordado con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

Y en caso de confirmarse la presencia del virus, se realizarán ecografías seriadas para controlar el crecimiento y, sobre todo, la morfología fetal cada dos semanas, siendo imprescindible el concurso de obstetras avanzados en el diagnóstico ecográfico prenatal y en la sospecha diagnóstica de infección fetal.

Ante un recién nacido con evidencia de infección materna del virus zika, el protocolo recomienda llevar a cabo la serología y neutralización en sangre de cordón, examen histopatológico de la placenta y cordón umbilical y PCR del virus en tejido placentario congelado y cordón umbilical.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Confirmado el primer caso de zika en Galicia