La OMS da por terminada la epidemia de ébola tras 28.637 casos en dos años

Desde diciembre del 2013 causó la muerte de 11.315 personas en siete países

El fin de una epidemia letal El fin de una epidemia letal

redacción / la voz

La epidemia de ébola en África occidental es historia. Hoy. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado esta mañana que, desde que el pasado 22 de noviembre los tres últimos pacientes de Liberia dieron negativo en las pruebas del virus, no se ha producido ningún caso más. Son los 42 días de espera obligados -dos veces el ciclo de vida del virus- antes de poder dar por superada la epidemia en un país.

El balance de lo ocurrido desde los primeros y confusos casos en diciembre del 2013 es positivo, aunque suponga la muerte de nada menos que 11.315 personas, 500 de ellas trabajadoras de la oenegé Médicos sin Fronteras. Pero en otoño del 2014 había previsiones que apuntaban a millones de muertos y a una epidemia de dimensiones mundiales. Pero ni siquiera se extendió mucho más allá de los tres países del África occidental que se vieron devastados por la enfermedad. Nigeria, por ejemplo, la mantuvo a raya para alivio internacional -es el país más poblado de la zona y comunicado por avión con numerosos países, al menos cinco europeos- y en Mali se atajó sin mayores problemas. Senegal solamente tuvo un caso y Costa de Marfil se libró.

A Europa llegaron misioneros y voluntarios repatriados a Noruega, Alemania, Italia, Francia, Suiza, Países Bajos, Gran Bretaña y España. Dos murieron en España y uno en Alemania. Pero solo hubo dos casos propios del continente: uno en Italia y la enfermera gallega Teresa Romero, en España. En Estados Unidos se repatrió a siete enfermos y en el propio territorio estadounidense se diagnosticó a dos personas llegadas de África, una de las cuales murió e infectó a dos enfermeras que la trataron. Ambas crisis por el contagio de sanitarios -en España y Estados Unidos- sucedieron en paralelo, y aunque en Texas hubo un primer momento de confusión, en el proceso se demostró una gestión más ágil y sobre todo una respuesta gubernamental menos titubeante y que, sobre todo, no culpaba a las trabajadoras sanitarias por haberse contagiado.

La mortalidad en Occidente de hecho ha sido muy baja, del 14 %, frente a las cifras que dejó en el continente africano. En Sierra Leona fallecieron el 28 % de los enfermos, en Liberia el 45 % y en Guinea nada menos que el 66 %. Hay que tener en cuenta que en Sierra Leona fue donde se produjeron más contagios (14.122), más que en los otros dos países juntos. Dos han sido las principales causas que explican las dimensiones del problema en esta zona: la carencia de una estructura sanitaria mínima y las reservas de la población local hacia los occidentales.

La próxima crisis «será menos dramática», según MSF

Son varias las lecciones que se pueden sacar de esta crisis. Según Michel van Herp, epidemiólogo de Médicos sin Fronteras (MSF) en Guinea-Conakry «aprendimos, y las perspectivas de futuro serán muy diferentes», tanto que la próxima epidemia de ébola «será menos dramática».

No tocar a los muertos, clave para evitar el contagio

En el momento que tiene síntomas, un enfermo de ébola puede contagiar, pero es a medida que aumenta su carga viral cuando la situación es más peligrosa. En esta escalada, las últimas horas de vida y sobre todo el momento de la muerte de la persona son muy peligrosas. En África se siguen rituales -musulmanes y locales- de lavado de los cuerpos, a quienes los deudos besan y acarician, y ese fue el motivo de que se extendiese tanto la epidemia.

El suero, vital

Ante la falta de un medicamento incontestablemente eficaz, hay una medida sencilla que reduce de forma drástica la mortalidad: poner un gotero con suero salino. «El suero intravenoso asegura una buena rehidratación y evita una disfunción renal, aumentando las posibilidades de supervivencia», según Van Herpe. MSF consiguió reducir las muertes del 70 al 40 % solo con esta medida y un aislamiento eficaz.

Trajes adecuados colocados con cuidado

Las personas que traten con enfermos graves y muertos tienen que estar muy protegidas. En Occidente, donde se somete al paciente a muchas pruebas y análisis, puede ser incluso más peligroso que en África.

Fármacos más eficaces

Ayer mismo Putin anunció que Rusia ha patentado un medicamento, y la vacuna financiada por el Gobierno de Canadá y realizada por la americana Merck está pasando las fases de ensayo con éxito. Además, la pastilla de la japonesa Fuji (favipiravir) que se usa contra la gripe parece eficaz como coadyuvante y se esperan grandes éxitos del Zmapp (cóctel de anticuerpos). Lo que tuvo resultados decepciones fue el suero de superviviente, pero no se descarta seguir utilizándolo.

Ahora el siguiente reto es vigilar a los supervivientes para conocer más del ébola.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La OMS da por terminada la epidemia de ébola tras 28.637 casos en dos años