Blázquez, de la Conferencia Episcopal al control del patrimonio vaticano

La misión del arzobispo de Valladolid será garantizar la liquidez y la estabilidad financiera de la Santa Sede


Roma

El papa Francisco designó al presidente de la Conferencia Episcopal Española, el arzobispo de Valladolid Ricardo Blázquez, como nuevo miembro de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), la comisión del Vaticano que se encarga de la administración y la regulación del patrimonio de la Santa Sede.

Blázquez ya forma parte de otros organismos de la Curia vaticana, como son la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, la Congregación para la Doctrina de la Fe y el Pontificio Consejo para la Cultura.

Las reformas económicas de la Santa Sede se consolidaron con el nuevo pontífice en julio del 2014, comenzando por el traslado de la Sección Ordinaria del APSA a la Secretaría de Economía. El objetivo es que Secretaría de Economía pueda ejercer sus responsabilidades de control económico y vigilancia de los organismos de la Santa Sede, incluidas las políticas y procedimientos de adquisición y la distribución adecuada de los recursos humanos.

Desde entonces, el personal del APSA del que es ahora miembro Blázquez centra sus actividades exclusivamente en el papel de Tesorería y del Estado de la Ciudad del Vaticano. Su misión es garantizar la liquidez y la estabilidad financiera de la Santa Sede. Francisco nombró a Blázquez cardenal en el 2015.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Blázquez, de la Conferencia Episcopal al control del patrimonio vaticano