Investigan la muerte de un menor transexual en Barcelona

EFE

SOCIEDAD

La familia denuncia que el joven, de 17 años, se quitó la vida porque era víctima de acoso escolar

28 dic 2015 . Actualizado a las 14:45 h.

El Defensor del Pueblo de Cataluña (Síndic de Greuges) ha abierto una actuación de oficio para saber qué hizo la Generalitat con respecto al presunto caso de acoso escolar que condujo a un joven transexual a quitarse la vida. La institución ha solicitado información a los departamentos de Enseñanza, Salud y Bienestar Social y Familia para conocer qué medidas tomaron a raíz de la situación padecida por el menor y denunciada por su familia.

La Ley 11/2014, aprobada el pasado año en el Parlament de Cataluña, de garantía de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales, trangéneros e intersexuales y para erradicar la homofobia, la bifobia y la transfobia, otorga al Síndic la función relativa a la defensa de derechos y libertades en materia de no-discriminación de las personas LGBTI. 

La asociación Chrysallis, que agrupa a familias de menores transexuales, informó el pasado viernes del suicidio del joven Alan. El menor fue uno de los primeros en Cataluña a los que, a principios de mes, un juez autorizó a cambiar su nombre en el DNI y en los documentos oficiales, tras un proceso en el que contó con el apoyo de su familia. Fue la madre del menor la que informó del suceso a la asociación en un comunicado: «Siento en el alma tener que dar esta terrible y triste noticia. Nuestro hijo Alan se quitó ayer su corta vida de 17 años. No pudo con la presión de la sociedad y nos ha dejado para siempre. Muchas gracias por todo vuestro apoyo recibido».