El Gobierno presta 1.000 millones a las autonomías para tratar la hepatitis C

El crédito permitirá a las comunidades financiar las terapias más innovadoras


Redacción

El Gobierno destinará 1.000 millones de euros a préstamos a largo plazo para que las comunidades autónomas puedan financiar los gastos extraordinarios derivados de la atención a los pacientes con hepatitis C crónica. Esta cantidad supera en un 37,5 % los 727 millones que el Ejecutivo se había comprometido a prestar a las autonomías para que pagaran los tratamientos.

La medida fue aprobada ayer por el Consejo de Ministros, a falta de una semana para la celebración de las elecciones, cuando la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C lleva más de un año reclamando el acceso a los nuevos fármacos. La presión del colectivo forzó a la anterior ministra de Sanidad, Ana Mato, a aprobar un gasto de 125 millones de euros para sufragar la administración de uno de los medicamentos de última generación, el Sovaldi, considerado como uno de los más efectivos. Sin embargo, el colectivo denunció que con ese dinero solo se podía tratar a 4.900 enfermos, lo que, según sus cifras, solo cubría al 1,63 % de los alrededor de 900.000 infectados. Las cifras oficiales, sin embargo, rebajan a 95.000 el número de afectados beneficiarios de los nuevos medicamentos.

Desde entonces, la plataforma continuó con sus movilizaciones en toda España, tanto con manifestaciones como encierros en hospitales públicos. El pasado año, según sus cifras, murieron 4.000 personas por esta enfermedad, muchas de las cuales, a su juicio, podrían haberse evitado con la administración generalizada de los fármacos de última generación.

La nueva medida fue anunciada ayer por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien explicó que serán las autonomías adheridas al Fondo de Financiación Autonómica las que podrán formalizar prestamos a largo plazo para financiar los gastos derivados del tratamiento a estos enfermos.

El plan para el abordaje de esta enfermedad, elaborado por el Ministerio de Sanidad, contempla inicialmente tratar con fármacos innovadores a 52.000 pacientes, los que se encuentren en estadios más avanzados de la enfermedad o tengan condicionantes especiales. «El objetivo prioritario del Gobierno ha sido el acceso a estos nuevos tratamientos de todos los pacientes que lo necesiten, siempre atendiendo a los criterios médicos que lo estimen oportunos», subrayó la vicepresidenta en declaraciones recogidas por Efe. Así, hasta el momento, más de 34.000 personas han recibido ya las nuevas terapias. También se está elaborando un registro de pacientes tratados para evaluar la efectividad de los medicamentos.

Destacó que por primera vez se cuenta con un mapa de la enfermedad, con número de pacientes, genotipado o con el estado de la patología, datos «imprescindibles para poner en marcha y ejecutar esta estrategia» en la que han colaborado las comunidades, sociedades científicas y asociaciones de pacientes.

De este modo, y siempre según la versión del Gobierno, España ha sido uno de los primeros países en incorporar a la financiación pública los nuevos antivirales contra la hepatitis C, y en elaborar un plan para el abordaje de la enfermedad, dirigido por el doctor Joan Rodés, «pionero y único en toda Europa» y que «se ha puesto a disposición de otros países interesados».

Cifras

95.0000 afectados. Según las cifras del ministerio y que necesitan los fármacos.

900.000 posibles afectados. Según la Plataforma de afectados son los que tienen la infección.

52.000 pacientes que se tratarán. Son los enfermos más necesitados que tienen prioridad en una primera etapa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Gobierno presta 1.000 millones a las autonomías para tratar la hepatitis C