Si no puedes quejarte, dibújalo

Sara R. Estella PEKÍN

SOCIEDAD

La imaginación se adueña de las protestas por la contaminación en China

07 dic 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Mientras millones de habitantes en China se resignan a ponerse una mascarilla, encender el purificador de aire en casa y evitar estar en la calle todo lo posible, en Pekín estos días irrumpen expresiones artísticas que reivindican la necesidad de respirar un aire más limpio. Algunas de esas iniciativas son la respuesta al último pico de contaminación registrado en el gigante asiático: hace una semana, los niveles de partículas PM2.5, las más dañinas para la salud, superaron en 25 veces los límites saludables.

Harta de sentir picor en los ojos y en la garganta, la piel reseca y, sobre todo, el miedo al pensar en los efectos que ese aire contaminado tendrá en sus pulmones, la artista Kong Ning salió a la calle ataviada con una de sus últimas creaciones. No se amedrentó por las temperaturas bajo cero de la capital china. Su lucha va más allá.

Con un voluptuoso vestido de novia, elaborado con cientos de mascarillas blancas, paseó por uno de los distritos financieros más concurridos de Pekín bajo el lema Cásate con el cielo azul.