Sanidad no ve necesario abrir el debate sobre una ley de muerte digna

Alfonso Alonso defiende que «situaría en una posición incomoda a todo el mundo». El ministro de Sanidad destaca el «coraje» de la familia de Andrea


Madrid

El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ha destacado el «coraje» de la familia de la menor gallega Andrea, al tiempo que ha señalado que no ve necesario el desarrollo de una ley nacional de muerte digna porque considera que la actual Ley de Autonomía del Paciente ya garantiza que una persona no sea sometida a una terapia innecesaria, y afirma que «abrir este debate situaría en una posición incomoda a todo el mundo».

En declaraciones en TVE ha recordado que la actual legislación «garantiza» a todo el mundo el derecho a rechazar un tratamiento o a no ser sometido a una terapia innecesaria, a que no haya encarnizamiento terapéutico y a recibir cuidados paliativos.

Por otro lado, preguntado por el desenlace final de Andrea, la niña gallega de 12 años ingresada en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago con una enfermedad neurodegenerativa irreversible y cuya familia acaba de conseguir que no se alargue su vida artificialmente, Alonso ha destacado el valor de la familia que «ha peleado durante mucho años» por su hija.

Así, ha querido trasmitirles «un mensaje no solo de comprensión sino de profundo afecto», ya que se encuentran en una situación complicada, y ha destacado el «coraje» que ha demostrado la madre de la niña.

«Siempre he dicho que había que confiar en los médicos, en el juez y en la legislación», ha afirmado, reiterando que «mucha gente, muchas familias han pasado por ahí y saben que en el último momento, en el momento peor, los médicos han ayudado a que el desenlace fuese mejor, más digno».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sanidad no ve necesario abrir el debate sobre una ley de muerte digna