Galicia reclutará a 1.000 pacientes en el mayor ensayo para tratar la artrosis

Un proyecto europeo con participación del Chuac busca nuevas terapias

El desgaste de las articulaciones El desgaste de las articulaciones

redacción / la voz

Encontrar el tratamiento óptimo para la artrosis en el momento adecuado. Parece un objetivo ambicioso para una de las enfermedades más incapacitantes y para la que no hay un fármaco específico, ya que los que existen solo sirven para tratar los síntomas, pero es el que se ha marcado el programa Approach, el mayor proyecto europeo de financiación pública y privada para obtener un medicamento que frene la progresión de la degeneración del cartílago o que incluso la detenga. Coordinado por el gigante farmacéutico GSK, cuenta con una financiación de 15 millones de euros, la mitad aportada por el programa europeo Horizonte 2020 y la otra por la industria, y agrupa a 24 grupos de investigación básicos y clínicos. Entre ellos tiene una destacada participación el Grupo de Investigación en Reumatología del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (Inibic), dirigido por Francisco Blanco. Será el encargado de identificar las proteínas, a través de su plataforma de proteómica, que sirvan como marcadores de la evolución de la enfermedad y de validar la respuesta a los tratamientos. En este servicio se analizarán todas las muestras aportadas por el consorcio.

El equipo gallego también tendrá una presencia notable en el momento en el que los potenciales tratamientos se lleven a ensayos clínicos para comprobar su eficacia. Aportará algo más de 1.000 enfermos de un total de 10.000 que participarán en el proyecto europeo en conjunto.

«Entraremos en los ensayos clínicos y los pacientes de nuestra zona tendrán la ventaja de poder ser evaluados con estos marcadores antes que cualquier otro», explica Francisco Blanco, el jefe del grupo del Inibic, que recibirá una financiación específica de 600.000 euros.

El problema que existe con la artrosis es que la industria farmacéutica no dispone en la actualidad de instrumentos válidos para medir la respuesta a las distintas moléculas con potencial terapéutico para tratar la enfermedad. «Se puede diseñar una molécula, pero cuando se pasa a ensayos clínicos en humanos no hay criterios válidos para ver si funcionan o no», apunta Blanco. Este es el contratiempo que intentará superar el consorcio europeo con la identificación de proteínas, genes, metabolitos o pruebas de imagen que sirvan como marcadores para evaluar la respuesta y eficacia de una terapia.

Biomarcadores para detectar la patología en fases tempranas

El equipo de investigadores básicos y clínicos de A Coruña es el único de toda España que participa en el proyecto europeo Approach, que también es el primero promovido por la European Innovative Medicines Initiative (IMI) en el que ha conseguido ser incluido el Sergas.

Una de las prioridades de la iniciativa, en especial para el grupo liderado por Francisco Blanco, será reclutar a pacientes para los ensayos clínicos en los que la progresión de la enfermedad sea rápida. Habitualmente la artrosis, una patología crónica, tiene una evolución lenta, de años, por lo que cuando se suele detectar, bien por pruebas radiológicas o por la sintomatología, la articulación suele estar destruida en más de un 30 %. Y la degeneración del cartílago no se para. En este contexto, la identificación de biomarcadores de avance de la patología en pacientes con una evolución rápida «nos permitirá que la investigación clínica sea más eficaz», según apunta Francisco Blanco.

Pruebas de diagnóstico

«Los biomarcadores -destaca el científico- nos servirán para obtener un diagnóstico precoz que nos permita actuar en fases más tempranas de la enfermedad, algo que ahora no podemos porque cuando la detectamos el daño suele ser irreversible, y para valorar la respuesta a los tratamientos que probemos».

El equipo gallego ya ha identificado un grupo de proteínas que se utilizan como biomarcadores de pronóstico que ya se emplean en la atención a los pacientes del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), aunque este servicio no se presta aún de forma rutinaria.

En un futuro el objetivo es que este tipo de análisis, que integren tanto marcadores proteómicos como genéticos u otros, se puedan realizar en centros de salud.

Votación
12 votos
Tags
Comentarios

Galicia reclutará a 1.000 pacientes en el mayor ensayo para tratar la artrosis