El Senado de Francia aprueba prohibir las cabinas de bronceado

S. C. REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

FÁTIMA DAPENA

El Gobierno se opone y espera que la Asamblea Nacional anule la medida

17 sep 2015 . Actualizado a las 09:37 h.

El Senado de Francia quiere que en el 2017 no haya cabinas de bronceado por rayos UV en el país, y así lo aprobó esta semana. Los senadores incluyeron esta propuesta mediante una enmienda de los centristas del UDI-UC en el proyecto de ley de la salud, reforma que se está debatiendo en las cámaras. Sin embargo, el Gobierno no está a favor de una medida tan radical en el control de los bronceados por rayos UV -según los sindicatos, el sector emplea a unas 22.000 personas en Francia- y la ministra de Sanidad, Marisol Touraine, intentará que la Asamblea Nacional, el parlamento que tiene que ratificar la reforma de la ley, eche abajo la enmienda.

Los detractores de las cabinas de rayos UVA esgrimen datos oficiales para justificar una medida tan radical como la prohibición de este servicio. Según el senador que defendió la propuesta, Jean-François Longeot, el Instituto de Vigilancia Sanitaria de Francia estimaba en el 2012 que las lámparas de bronceado fueron responsables directos de entre 19 y 76 muertes por melanoma, una cifra que podía subir de forma exponencial -hasta situarse entre las 500 y 2.000 víctimas- en el 2050. Reconocen que en dos leyes anteriores -1997 y 2013- se fueron regulando las prácticas de estos negocios, y en la nueva norma ahora en trámite también se incluyen más restricciones, pero las consideran en todo caso insuficientes: «Los casos de cáncer de piel se duplicaron en diez años», alerta Longeot.

Por su parte, la ministra es más prudente, aunque no cuestiona los datos del senador de la oposición. Según los medios franceses, Marisol Touraine reconoció que «los efectos nocivos de la exposición a los rayos UV se han probado, y el aumento del melanoma nos debe conducir a la acción, pero ¿prohibir las cabinas?».