El aceite de oliva y la dieta mediterránea, tándem contra el cáncer de mama

Cuatro cucharadas soperas de aceite virgen al día pueden reducir en dos terceras partes el riesgo de padecerlo


Madrid

Que la dieta mediterránea y el aceite de oliva son saludables ya se sabía. Pero hasta ahora nadie había cuantificado de manera científica sus beneficios mediante un ensayo aleatorio. Y de esta manera se ha llegado a la conclusión de que con solo cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva virgen al día se puede reducir en dos terceras parte el riesgo de padecer un cáncer de mama, tal como desvela el estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición CiberObn) y hecho público ayer.

«Esta es la primera investigación que ofrece resultados de alto nivel científico tras una media de seguimiento de 4,8 años en una muestra de 4.282 mujeres», explicó Miguel Ángel Martínez-González, coordinador del estudio.

Las voluntarias fueron divididas en tres grupos: dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra; dieta mediterránea complementada con frutos secos; y otra baja en grasas, que fue asignada al grupo de control (los que no se medican).

Los resultados confirman que en los dos primeros grupos «se obtiene una menor incidencia de la enfermedad, que es casi la tercera parte que en el grupo control». Las mujeres emplearon el aceite de oliva virgen para todo, incluso para freír, en lugar de otros aceites ya refinados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El aceite de oliva y la dieta mediterránea, tándem contra el cáncer de mama