Dpa

Givenchy revolucionó Nueva York con un emotivo desfile en homenaje a Estados Unidos y a todas las víctimas que perdieron la vida en los atentados del 11 de septiembre, de los que el viernes se cumplían 14 años.

Por primera vez en sus 63 años de historia, la «maison» francesa se sumó al calendario de la Semana de la Moda de Nueva York con una presentación colosal tanto por la colección, la magnitud de la pasarela como la lista de celebridades asistentes.

El director creativo de la firma, Riccardo Tisci, contó para la ocasión con la artista serbia Marina Abramovic para crear un ambiente de luto y a la vez de esperanza, representado por las luces y sombras del improvisado escenario levantado a orillas del río Hudson. «Este evento que estamos creando juntos es sobre el perdón, la inclusión, una nueva vida, la esperanza y, por encima de todo, el amor», decía Abramovic a Tisci en una carta que pudieron leer los asistentes al desfile del viernes.

En la muestra enmarcada al aire libre en el Pier 62, con vistas a la emotiva Torre de la Libertad de Manhattan, Givenchy presentó su apuesta por una colección de primavera en negro y blanco absolutos a base de materiales de lujo como sedas, pieles exóticas, plumas y perlas.

;
Givenchy conquista Nueva York Numerosos rostros conocidos, como Pedro Almodóvar, no se pierden el show de la casa francesa

Exquisitas blusas, vestidos ligeros, batines y pantalones de talle recto protagonizaron una exquisita colección perfilada por los detalles a partir de encajes, bordados a mano y aplicaciones. Pero más allá de las prendas, el evento supuso una concentración de lujo de los principales representantes de la industria de la moda, entre editores y diseñadores, actores de Hollywood, «it girls», famosos cantantes y modelos internacionales.

Los diseñadores Alexander Wang y Michael Kors, el rapero Kanye West y Kim Kardashian, la cantante Nicki Minaj, las actrices Amanda Seyfried y Christina Ricci, o las modelos Doutzen Kroes e Irina Shayk fueron algunos de la invitados estrella de la presentación, por la que desfilaron caras como Kendall Jenner, Joan Smalls o Candice Swanepoel.

Tisci mostró su última colección también ante el público general, para el que se guardaron más de 1.000 entradas destinadas a los primeros que pudieron conseguirlas online de manera gratuita.

Coincidiendo con la semana de la Moda de Nueva York, Givenchy ha inaugurado una «flagship store» (tienda insignia) en Madison Avenue, que, según afirma la firma francesa en un comunicado, «hará sentir a los clientes como en casa y dará la bienvenida a un nuevo público que se sumará a la tribu de Givenchy».

La jornada del viernes arrancó con los desfiles estrella de Wes Gordon y Jason Wu, seguido de la firma española Custo Barcelona, que una temporada más sigue liderando por antigüedad al pequeño grupo de diseñadores europeos que deciden enseñar sus apuestas en la cuarta pasarela más grande del mundo después de París, Milán y Londres.

Para la próxima temporada primavera/verano, el diseñador leridano propone una colección en la que reina la combinación de materiales artesanales y tecnológicos sin perder su insignia colorista de fusión de tonalidades con texturas mates y brillantes. «Presentamos un trabajo muy elaborado en contraposición del 'fast fashion' con piezas con mucho talle creadas en procesos largos, donde se aprecie la calidad de construir cada una de ellas», dijo a dpa Custo Dalmau, director creativo de la firma, horas antes del desfile en su showroom en Soho.

Por primera vez en sus 19 años en la pasarela neoyorquina, Custo Barcelona se salió de la localización oficial del evento y presentó sus creaciones en las lonjas del barrio del Chelsea, sumándose de ese modo a la tendencia al alza de escoger sitios alternativos en Manhattan y Chelsea para mostrar las colecciones. 

«Creo que la Fashion Week de Nueva York se está masificando mucho. Creo que realmente están apostando más por la cantidad en vez de la calidad. Por eso hemos elegido la alternativa del Pier 59 aunque seguimos estando en el calendario oficial», apuntó Dalmau.

Mirando hacia el futuro, Dalmau explica que lleva 35 años en este proyecto. «Y la idea es continuar 35 años. La prioridad es mantener la identidad pero al mismo tiempo ser capaces de renovarla y refrescarla para ser continuar siendo atractivos».

La tercera jornada de la Semana de la moda de Nueva York arranca este sábado con las pasarelas de Lacoste, Hervé Leger y Altuzarra, y culminará con el desfile del diseñador estadounidense Alexander Wang, quien a última hora del día mostrará su apuesta primaveral seguida de una más que esperada «after party» en celebración del décimo aniversario de la firma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Givenchy revoluciona Nueva York con una colección en homenaje al 11-S