Fukushima vuelve a ser habitable

El municipio de Naraha, a veinte kilómetros de la central nuclear, ya puede recibir a sus 7.368 vecinos, aunque solo un 10 % se han apuntado


El municipio japonés de Naraha, en la región de Fukushima y a unos 20 kilómetros de la central nuclear, volvió a ser oficialmente habitable a las cero horas de ayer mediante la suspensión de la orden de evacuación, y se convirtió en el primer caso de retorno a una localidad totalmente evacuada tras el accidente nuclear del 11 de marzo del 2011.

Por la mañana, se celebró en un parque una ceremonia para marcar el renacimiento del pueblo. Hasta ahora, los antiguos vecinos (2.694 hogares, 7.368 personas) podían volver para preparar el retorno a su antiguo hogar, pero no podían instalarse de nuevo; con la suspensión de la orden de evacuación sí lo podrán hacer.

Sin embargo, según la prensa japonesa, solo algo más del 10 % se han apuntado a regresar. Un sondeo realizado en octubre pasado entre los antiguos vecinos reveló que un 23 % no iban a reubicarse, un 30% no tenía nada decidido, un 9,6% estaban dispuestos a regresar y un 36 % lo estudiaría en función de las condiciones.

Las autoridades estiman que el nivel de radiactividad de Naraha vuelve a estar por debajo de 20 milisieverts anuales. Ese nivel permite en teoría que los habitantes vuelvan a vivir en el lugar, aunque la descontaminación no es integral ni perfecta. De hecho, hay voces contra el realojo: «El nivel de contaminación es muy variable según las casas, lo que puede crear tensiones entre las personas», declaró Jan Vande Putte, de Greenpeace.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Fukushima vuelve a ser habitable