Artistas con el escenario a cuestas por toda Galicia

El mago Antón se desplaza desde hace décadas en un vehículo que dispone de todo lo necesario para ofrecer su función y que tiene capacidad para 70 espectadores


El vehículo en el que desde hace décadas se desplaza el mago Antón para sus espectáculos fue primero como una concha de caracol. «Era un hotel no que conviviamos 16 persoas», recuerda el artista de aquella etapa, en la que todos los integrantes de la compañía que sacaba adelante el espectáculo Merlín e familia vivían en el camión. La Duendeneta, en cambio, era la tienda de un vendedor ambulante de zapatos antes de convertirse en la discomóvil vintage con la que sus propietarios recorren Galicia de fiesta en fiesta, haciendo sonar música de los setenta, ochenta y noventa.

«Cando deixei de xirar coa carpa, montei o escenario, as gradas..., coa idea de facer o Magomóbil. Foi de pura necesidade, pero resultou un acerto», explica el mago Antón sobre su camión, que dispone de todo lo necesario para ofrecer su función y que tiene capacidad para 70 espectadores. «Tes todo montado por arte de maxia -bromea el artista-; o público está moi pretiño, e ver o espectáculo así é fantástico».

Si lo del mago fue necesidad, la historia de la Duendeneta resultó casi una ocurrencia divertida -animada por el cansancio de montar y desmontar- que acabó convirtiéndose en un «fenómeno» en las fiestas gallegas, según sus promotores. El vehículo, una furgoneta Avia del año 1974, fue comprado por Carlos Crespo y su socio en Gerona y acondicionado después con un potente equipo de sonido, láser, máquina de humo, bolas de espejo... Todo muy retro. «No necesitamos más que una toma de corriente. Con un enchufe de casa nos llega», asegura Crespo, quien explica divertido que la filosofía de este proyecto es la de «un antiguo carromato de feria».

Con él se están recorriendo Galicia de festejo en festejo gracias a ese «toque personal» de su instalación móvil y a una selección musical que a muchos les toca la fibra. «Descubrimos que había una generación que no tenía locales donde escuchar la música que nosotros ponemos; y además, a los más jóvenes les flipa», asegura.

Similar autonomía es la que lleva disfrutando desde los noventa el mago Antón con su camión, que no es solo cómodo, sino también absolutamente versátil. El Magomóbil se ha ido adaptando a los sucesivos espectáculos que ha ofrecido el artista lucense y ahora tiene la pintura aún fresca de su última transformación, la que se hizo para Onde está o mago Antón?

Como el hombrecillo de camiseta rayada que acuñó la pregunta, el famoso Wally, el ilusionista está a punto de sacar del horno la primera entrega de su programa de magia, que Televisión de Galicia emitirá este otoño. «O noso obxectivo é amosar os lugares máxicos do noso país: a cultura, as lendas, a gastronomía, a paisaxe, a paisanaxe e, por suposto, a nosa lingua», explica Antón, que en el primer capítulo recorre Mondoñedo, el cañón del Sil, Compostela y Moaña, un esquema que se repetirá en cada entrega, con una localidad por cada provincia gallega.

Como no podía ser de otro modo, el presentador recorre Galicia haciendo magia, y lo hace acompañado de su muñeco Facundo. «Lembro unha cámara oculta que fixemos nunha farmacia de Moaña onde eu, disfrazado de farmacéutico, atendía aos clientes e adiviñaba o que ían mercar, para a súa sorpresa», relata el artista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Artistas con el escenario a cuestas por toda Galicia