Los insectos cambian de hábitat

Elsa Barreiros, J.A. REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

El aumento de las temperaturas y las zonas verdes con agua estancada propician el asentamiento de especies tropicales invasivas en la península

20 ago 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

La ubicación y el clima peninsulares convierten a España en un país con alto riesgo de establecimiento de insectos tropicales transmisores de enfermedades. El mosquito tigre es habitual en el Levante español; el hábitat de las garrapatas, transmisoras de borreliosis, se extiende a lo largo del continente europeo; y dos tipos de flebotomos, dípteros que contagian la leishmaniasis, se han asentado en la península.

El Centro de Control de Enfermedades de Europa (ECDC, por sus siglas en inglés) actualiza periódicamente un mapa del movimiento de estos insectos por el continente europeo. En los últimos años, el ECDC ha manifestado su preocupación, no solo por la llegada de estas especies a Europa, sino por su asentamiento en la región.

Muchos virus tropicales alcanzan Europa a través de personas infectadas en terceros países. Sin embargo, las migraciones de aves, el mercado de ganado y el comercio de neumáticos y madera tropical, productos donde los mosquitos dejan sus larvas, pueden facilitar la llegada de dípteros y garrapatas a Europa.