Galicia saca el disfraz en verano

Más de cuarenta concellos se han sumado ya a esta moda carnavalera


La Voz

Ya no es necesario esperar hasta febrero, enfundarse unos leotardos y un polar bajo el disfraz, ni viajar hasta Londres para disfrutar del divertido carnaval de verano de Notting Hill. En Galicia cada vez son más los concellos que, aprovechando el buen tiempo, vuelven a llenar sus calles de comparsas, charangas, antifaces y caretas. Los vestidos se acortan y el ingenio se agudiza para conseguir -de nuevo- el atuendo más original y divertido en los entroidos estivales.

Aunque en los últimos años la cita se está extendiendo a lo largo y ancho de la comunidad, el carnaval de verano de mayor renombre y tirón es el de Redondela. La villa pontevedresa reúne en esta cita a carnavaleros llegados de toda Galicia, entregados a una jornada en la que el color y la alegría inundan la localidad. La idea nació de los hosteleros de la villa y este año cumple su mayoría de edad. Para celebrarlo, se contará con David Civera como invitado estrella de una edición, en la que se celebrará también la quinta Gala Drag Queen.

Siguiendo la estela del de Redondela, más de cuarenta concellos gallegos se han sumado en los últimos años a la moda del carnaval de verano. Cada vez hay más y mejores, arrebatando por un día la hegemonía al triángulo mágico del entroido gallego. Laza, Xinzo y Verín siguen apostando por venerar a don Carnal cuando toca por tradición popular, en invierno. En Verín sucumbieron algún año a la tentación de sacar los disfraces también en verano, pero no llegó a cuajar la cita. Donde sí arraigó es en Maceda, que el Día de Galicia festejó su Entroido Quente por octavo año, animado con su ya típico Rally do Humor.

En la franja costera se concentran muchos de los carnavales de verano más populares de Galicia. Además del de Redondela, están también el de Cariño, pasando por Cedeira, A Illa, O Grove o Bueu. Estos últimos son relativamente recientes, pero cada vez reúnen a más gente.

Tampoco el interior de Galicia se resiste a hacer su recordatorio veraniego de la fiesta, con comparsas, desfiles y concursos para incentivar la inventiva. En Salceda de Caselas, por ejemplo, celebran su Carnaval de Verán a comienzos de julio. Este año cumplió su undécima edición.

Frente a citas ya consolidadas como esta, hay otras que van y que vienen. En Pontevedra, los hosteleros impulsaron durante un par de años la iniciativa, pero no llegó a calar, y este año se ha eliminado del calendario. Otros concellos empiezan a subirse ahora al carro, como O Carballiño. La villa ourensana se estrenó el mes pasado con su primer entroido de verano y en su desfile se involucraron unas 200 personas y 60 establecimientos.

No será el de Notting Hill, con casi medio siglo de tradición, pero ganas de fiesta y carnavaleros no faltan en Galicia. En lugar de los vistosos plumajes que adornan a las bailarinas del desfile londinense, las versiones autóctonas dan rienda suelta a la sorna galaica, especialmente despierta en vacaciones, con tanto tiempo libre infrautilizado. Hay creaciones del invierno recicladas, y otras improvisadas para la ocasión. Quien ya no luce disfraz en verano es porque no quiere.

El entroido costero continúa en agosto

Entroido de Verán de Redondela, el sábado 22. Es el carnaval estival gallego de más renombre y este año alcanza su mayoría de edad.

Carnaval de San Bartolo, en Cariño, el martes 25. El concello saca disfraces y comparsas a la calle durante sus fiestas patronales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Galicia saca el disfraz en verano