Los duques de Cambridge denuncian el acoso a sus hijos de unos paparazzi

Guillermo y Catalina quieren que Jorge y Carlota jueguen en espacios públicos y con otros niños sin que su privacidad pueda verse comprometido

El príncipe Guillermo, duque de Cambridge, y a su hijo George con motivo del bautizo de Carlota
El príncipe Guillermo, duque de Cambridge, y a su hijo George con motivo del bautizo de Carlota

Los Duques de Cambridge han denunciado públicamente el «acoso» y la «vigilancia» a la que estarían viendo sometidos sus dos hijos, Jorge y Carlota, por parte de fotógrafos que intentan captar imágenes no autorizadas de ambos menores.

El Palacio de Kensington, la residencia oficial de los príncipes Guillermo y Catalina, ha difundido una carta en la que advierte de tácticas de vigilancia inaceptables por parte de los paparazzi. Sus prácticas, ha lamentado, «están llegando cada vez más lejos».

Los Duques de Cambridge han reprochado el seguimiento al príncipe Jorge y lamentan que haya quien intente «sacar beneficio con la imagen de un niño de dos años» que, para «un puñado» de fotógrafos, se ha convertido en el «objetivo número uno». «No siempre es fácil distinguir entre alguien que saca fotos y alguien que intenta causar daño», ha lamentado la pareja en el comunicado, firmado por el responsable de comunicación, Jason Knauf.

La nota cita casos de persecución de vehículos, seguimientos a Jorge y a su niñera o tácticas de ocultación en lugares públicos. La semana pasada, un fotógrafo alquiló un coche y lo aparcó junto a un parque durante «un día entero» antes de que la Policía lo localizara, atrincherado con comida, bebida y equipos para captar imágenes a gran distancia.

El mensaje se hace extensible también a las personas que «leen y disfrutan» las publicaciones que difunden las fotografías captadas sin permiso, para que conozcan las «inaceptables circunstancias» en que se han grabado. «Creemos que los lectores se merecen entender las tácticas que se han llevado a cabo para obtener estas imágenes», ha apuntado.

La Casa Real ha recordado que «el uso de estas fotos suele estar acompañado con elementos de diversión, un lenguaje positivo sobre las imágenes 'adorables' y textos felices sobre la familia».

Agradecimiento

A pesar de estas críticas, los príncipes también han querido agradecer el respeto de la gran mayoría de los medios de comunicación, que han acatado el deseo de la familia de «no publicar fotos no autorizadas». En este sentido, han recordado que son ellos los primeros que están «encantados» de difundir imágenes «oficiales» para responder a los «miles de mensajes de apoyo» de los últimos meses.

El mensaje apela a la «privacidad» de los dos niños y recuerda que sus padres no quieren que «crezcan solo detrás de las paredes de un palacio y en jardines cerrados». Quieren que tanto Jorge como su hermana recién nacida puedan «jugar en espacios públicos» y «con otros niños» sin que su privacidad y la de otras personas pueda verse comprometida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los duques de Cambridge denuncian el acoso a sus hijos de unos paparazzi