Día Internacional de los zurdos: ¿Hasta qué punto está el mundo hecho para los diestros?

Cocinar, escribir o incluso jugar con videojuegos son solo algunos de los retos a los que se deben enfrentar aquellos que tienen mejores habilidades con la mano izquierda


Estigmatizados y perseguidos a lo largo de la historia, los zurdos han tenido que lidiar con un mundo dominado y pensado para los diestros. Hasta hace unos años la zurdera era considerada un defecto que había que corregir en los niños desde bien pequeños. El tiempo ha dado la razón a la cordura y esta tendencia natural ya se ha normalizado, llegando a convertir el 13 de agosto en el Día Internacional de los zurdos . En la actualidad, un 10 % de la población mundial es zurda y en España más de cinco millones de ciudadanos desarrollan sus tareas diarias con la mano izquierda. Algunos estudios señalan que esta cualidad es más habitual en los hombres (13 %) que en las mujeres (9 %) y hay muchas personas que en la actualidad son diestras pero que en realidad nacieron zurdas.

A pesar de que las cosas han cambiado, lo cierto es que las dificultades con las que los zurdos se encuentran cada día son muchas. En una sociedad pensada para los diestros, algunas actividades diarias son todo un reto para niños y adultos. Cortar, abrir latas o incluso escribir suponen un problema para el que algunos comercios especializados han comenzado a encontrar una solución.

El arte de cortar con el filo al revés. Parece un instrumento simple, y sin embargo es una de las peores pesadillas para los zurdos. Su mecanismo tiene dos detalles fundamentales que dificultan el corte. En primer lugar, el filo de las tijeras para diestros está al revés cuando las coge un zurdo, pero es que, además, las hojas también se encuentran montadas al revés.

Cada vez que una persona que es más hábil con la mano zurda coge unas tijeras pensadas para diestros la tarea de cortar resulta un desastre. El filo está pensado para la diestra y por lo tanto, al empujarlo lo que se consigue es simplemente rasgar y romper el papel. 

Las tijeras fabricadas para zurdos colocan las hojas a la inversa, consiguiendo así que la persona sea capaz de ver por dónde está cortando. La hoja que en las tijeras para diestros tapaba la vista del papel se encuentra ahora al otro lado de su campo de visión y por tanto puede ver exactamente la actividad que está realizando.

 Las latas, un reto. La llegada de los abrelatas adaptados a sus necesidades, permiten a los zurdos sostener la lata con la mano derecha mientras con la izquierda se va girando con la mariposa que mueve la cuchilla. Gracias un cambio simple en la dirección de la hoja el zurdo puede usar su mano más fuerte y hábil. 

Tomar sopa puede resultar desastroso. Parece una tontería pero no lo es. Los zurdos tienen hasta cucharas adaptadas para ellos, un utensilio pensado para que la operación de llevar la comida del plato a la boca se realice por repetición de abajo a arriba y sin necesidad de que el brazo se gire para que la cuchara entre en la boca. 

Los dientes del cuchillo hacia el otro lado. Los cuchillos que se utilizan habitualmente convierten la tarea de comer de los zurdos en algo complicado. Al tener el filo dentado en el lado izquierdo, la posición del cuchillo en manos de una persona hábil con la otra mano, puede acabar estropeando la comida. 

Las patatas no están pensadas para los zurdos. Pelar patatas o verdura, una tarea sencilla y habitual, puede convertirse en algo complicado si no se hace con los utensilios adecuados. El mejor movimiento para pelar vegetales es mover el utensilio hacia el cuerpo. La dirección del filo (hacia el frente) impide a los zurdos realizar una tarea de lo más normal. 

La oficina y el colegio, enemigas. Los típicos típex de cinta (cuyo rollo se mueve de izquierda a derecha), el necesario agujerito para el dedo meñique que tienen las flautas escolares o las reglas y libretas dificultan el aprendizaje y el buen hacer en las tareas que se desarrollan cada día en la oficina o el colegio. 

En el clase, los diferentes. ¿Quién no se ha encontrado con el típico problemas de las sillas con mesa incorporada pensadas única y exclusivamente para la gran mayoría que son los diestros? Los típicos escritorios con tableros de raquítico tamaño los inventó el diablo. Si ya suponen un incordio para los diestros ni qué hablar para los zurdos que cuentan con la mesa justo al lado contrario. Sí, los hay adaptados, pero eso de hacer diferenciación entre zurdos y diestros en los exámenes ya empieza a molestar a muchos.

¿Y los videojuegos? Los fabricantes de las videoconsolas más populares del mercado nunca se han planteado el daño que están haciendo con sus mandos a los zurdos. La Playstation y el resto de máquinas presentan los mismos mandos, con los controles situados en el mismo lugar, para diestros y zurdos. Todo un reto para los amantes del juego con habilidades en la mano izquierda.

Y por si los retos a los que hay que enfrentarse cada día fueran pocos, los zurdos cuentan con un importante agravante. Una reciente investigación publicada en la revista Neuropsychologia ha mostrado que los zurdos tienen un mayor riesgo de tener ciertos problemas de salud mental, El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), la dislexia o la esquizofrenia son solo algunas de ellas. Para concienciarse un dato sorprendente: mientras que los zurdos representan solo el 10 % de la población, un 20 % de los esquizofrénicos son zurdos.

Además, algunas reputadas revistas científicas han llegado a publicar polémicos datos sobre la esperanza de vida de este colectivo. En 1988 la revista Nature escribió un artículo en el que se indicaba que los zurdos tenían una menor esperanza de vida. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Día Internacional de los zurdos: ¿Hasta qué punto está el mundo hecho para los diestros?