China detiene a siete cristianos que se opusieron a la retirada de las cruces en las iglesias

Europa Press PEKÍN

SOCIEDAD

Dos integrantes de un coro rezan en su parroquia de Anyang.
Dos integrantes de un coro rezan en su parroquia de Anyang. g. K

Este hecho puede suponer un obstáculo en la reconstrucción de las relaciones entre el país oriental y el Vaticano

05 ago 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

La Policía china arrestó a siete miembros de una iglesia cristiana sospechosos de diversos delitos, entre ellos malversación de fondos, en el marco de una operación que, según los abogados defensores, tiene que ver con la resistencia de los detenidos a la retirada de cruces en iglesias. De confirmarse este último hecho, supondría un obstáculo en la reconstrucción de las relaciones entre China y el Vaticano, que en los últimos tiempos parecían estar pasando por un buen momento. Un ejemplo de esta cooperación fue la ordenación del primer obispo católico chino en tres años, ceremonia que contó con el beneplácito de las autoridades comunistas, aunque bajo estrecha vigilancia policial.

Este gesto amistoso contrasta con la denuncia de que las fuerzas de seguridad están retirando las cruces de las iglesias.