La marea blanca exige que la sanidad sea pública cien por cien

En Madrid, pero también en A Coruña y Santiago, se criticó la privatización de servicios y el cierre de plantas


a coruña, santiago / la voz

La edición número 34 de la marea blanca en diferentes lugares de España tuvo un carácter reinvindicativo de lo público frente a lo privado, no solo en cuanto a los centros sino también a los servicios. En Madrid, una de las portavoces de la Mesa de la Sanidad Pública de Madrid (Medsap), Carmen Esbrí, explicó que «quedan muchas cosas por solucionar» y puso un ejemplo: «En los quirófanos no ha habido la temperatura adecuada [por la reciente ola de calor] y no se ha podido operar» y todo se debe a que con las privatizaciones de los servicios «no se han hecho los controles ni los mantenimientos adecuados».

El mismo anhelo se vio en varias ciudades del país, entre ellas las gallegas Santiago y A Coruña. En esta última, 150 personas acudieron convocadas por Marea branca -con el apoyo de la Plataforma Galega das Marchas pola Dignidade- al Obelisco para rechazar «a privatización e o desmantelamento da sanidade pública». Criticaron «que se están producindo peches de camas, colapsos en urxencias, e o caos nas residencias dos maiores». El lema del acto era «Si no hay recortes, ¿por qué cierran camas?».

También hubo concentración en O Toural, en Santiago, con un eslogan claro: «Sanidade 100% pública» y denunciando el cierre de camas en hospitales. La protesta compostelana mantuvo la agenda del resto de movilizaciones, con la lectura de un manifiesto para exigir una sanidad que consideran en peligro por el incremento de recortes, y para reclamar mayor atención a dependientes y a personas que sufren enfermedades mentales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La marea blanca exige que la sanidad sea pública cien por cien