El infierno en la tierra

Un incendio en una mina de carbón lleva activo desde 1916 en la localidad india de Jharia

Las consecuencias para la población de Jharia han sido terribles
Las consecuencias para la población de Jharia han sido terribles

Jacobo Fariña

El verano es, por desgracia, tiempo de incendios en Galicia. Afortunadamente ninguno dura tanto como el incendio de Jharia, al este de la India, que lleva activo desde 1916 y se espera que dure 3.800 años más; casi nada. El fuego se registra en unas antiguas minas de carbón, bajo tierra, que alimentan sin cesar este «infierno terrestre».

A día de hoy hay 70 focos activos y sigue sin conocerse con exactitud cómo empezó el antiquísimo incendio, pero la hipótesis más probable es que ocurriese por un inadecuado cierre de las minas. Al menos 37 millones de toneladas de carbon se han consumido desde 1916 y se calcula que quedan 1.500 millones de toneladas más sin arder que, previsiblemente, alimentarán este fuego unos 3.800 años más.

Las consecuencias para la población de la localidad india han sido devastadoras: el azufre, carbono, óxido nitroso y demás gases nocivos que se filtran a través de la tierra causan todo tipo de enfermedades cardiorrespiratorias en la gente de la zona. Además, hace unos 20 años la tierra se abrió y destruyó 250 casas en solo dos horas.

Las autoridades del gobierno indio han evacuado y reubicado a las comunidades que viven bajo este incendio, pero la versión oficial dista mucho de la que da el fotógrafo Johnny Haglund, ganador del segundo premio de Pictures of the Year International con la fotografía que ilustra esta noticia. En declaraciones a la revista Wired, Haglund comentó que habló con muchas familias que se quejan del poco dinero que el gobierno ha ofrecido a las familias. «Se sienten atrapados», comenta. También aseguró que muchas personas se dedican a recolectar carbón, sobre todo niños. «Vi a niños de seis o siete años llevando carbón sin zapados, respirando ese aire. Fue terrible»

Otro incendio en una mina de carbón

De la India a Estados Unidos, los incendios en las minas de carbón han ocasionado un gran número de problemas medioambientales y sociales. En la ciudad de Centralia, en Pensilvania, se declaró un incendio en otra mina de este material en 1962. El yacimiento se incendió a raiz de la quema de un vertedero y lleva ardiendo desde esa fecha y se espera que dure unos 250 años. La localidad más cercana a la mina fue la más afectada: en 1890 vivían 2.790 personas, en el 2013 solo quedaban siete.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Tags
Comentarios

El infierno en la tierra