España, a la cola en financiación pública de la reproducción asistida

Las clínicas privadas la elevan a potencia europea por número de ciclos


Redacción / La Voz

España es la primera potencia europea en reproducción humana asistida por número de clínicas y ciclos, según los datos presentados por la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (Eshre, por sus siglas en inglés) durante su 31.º congreso, que se celebró en Lisboa el pasado fin de semana.

En nuestro país hay 41 hospitales públicos y 197 clínicas privadas donde se practican las más avanzadas técnicas. En total, 238. Los únicos países europeos que se acercan un poco a los números de España son Turquía, con 160 clínicas, e Italia, con 158. Por detrás vienen potencias como Alemania (130) o Francia (100).

Este florecimiento de centros y profesionales se traduce lógicamente en un número muy elevado de ciclos anuales de fecundación in vitro (FIV), donación de ovocitos, embriones congelados y demás procedimientos. En total, 80.000 ciclos por año, a los que hay que añadir, según los expertos, unos 30.000 de inseminación artificial. Turquía, Italia, Francia y Alemania se quedan lejos, en una horquilla situada entre 55.000 y 65.000.

De hecho, entre 10.000 y 15.000 parejas viajan a nuestro país cada año en busca de tratamientos de reproducción asistida que no pueden obtener fácilmente en sus naciones de origen. Y sin embargo, el indiscutible dominio de España en centros y ciclos se da de bruces con la otra cara de los datos presentados por la Eshre en su congreso internacional: el porcentaje reembolsado por el Estado a los pacientes, que en el caso de España se queda en un exiguo 25 %. Es decir, que en nuestro país apenas se sufragan estos tratamientos, lo que nos sitúa a la cola de Europa. Finlandia, Austria, Holanda, Bélgica... están entre el 80 y el 90 % de cobertura. Noruega y Portugal, en el 70 %; Alemania, en el 65 %, y Francia..., en el 100 %.

Los motivos del atraso

¿Y por qué apenas sufraga España estos tratamientos a través de la Seguridad Social cuando es una potencia en la materia? Una de las razones se centra en que más del 80 % de sus clínicas son privadas y, por tanto, de pago. Ese 25 % de reembolso a los pacientes corresponde a los ciclos realizados en la Sanidad pública. En otros países europeos manda también el sector privado, pero con conciertos con la pública que permiten la reintegración de los costes.

La otra razón son los criterios de elegibilidad que marca la ley para la Seguridad Social. Dos los recoge el informe de la ESHRE: el límite de edad de la mujer -38 años para inseminación artificial con semen de donante y 40 para FIV- y el hecho de tener ya algún hijo. Hay que añadir desde el año pasado la privación del servicio a mujeres solas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

España, a la cola en financiación pública de la reproducción asistida