Con ustedes, la calculadora humana

El ferrolano Roi Aneiros logra con 12 años el subcampeonato de España de ábaco


Ferrol / La Voz

Si a usted le piden el resultado de multiplicar, pongamos por caso, 376 por 621, lo más probable es que saque su móvil, busque la aplicación de la calculadora y efectúe la cuenta. Eso le llevará unos pocos segundos. Si se lo pregunta a Roi Aneiros y le pilla con un ábaco, a lo mejor saca el resultado antes que usted. Y, aunque no tenga el ábaco a mano, este joven ferrolano es capaz de montar el suyo personal dentro de su cabeza y hacer la cuenta. Su destreza con este aparato milenario es tal que hace unos días se proclamó subcampeón de España de su categoría. Un éxito relativo, porque el año pasado fue el campeón absoluto.

Hablo con Roi en la sede ferrolana de Aloha, que es una asociación que promueve el uso del ábaco para el desarrollo del cálculo mental. Solo en Galicia hay mil chavales que participan de este programa. «¡Claro que me gustan las matemáticas! -responde Roi-. Llevo sacando dieces desde cuarto de primaria en todos los exámenes». Interviene una de sus dos hermanas, Carolina, para apuntar un dato demoledor: «En clase le llaman la calculadora humana». Los tres se ríen, porque los hermanos Aneiros son unos trillizos de sonrisa fácil. Están a punto de terminar primero de la ESO y el éxito de Roi ha sido de tal calado que ya le han pedido que el último día del curso dé una clase a sus compañeros sobre el uso del ábaco.

En el campeonato nacional ya empiezan a conocerlo, pero en el regional, lo cierto es que tiene a sus rivales aburridos. Para el concurso de ábaco de este año, que se celebró en Benalmádena, Roi se preparó, explica, practicando una hora y media diaria. Allí no se estresó mucho. Al contrario: «Fue muy divertido, porque lo hicieron en un parque de atracciones». La prueba dura cinco minutos, el tiempo en el que los participantes deben resolver el mayor número posible de operaciones.

Pese a lo que pudiera parecer, Roi no es el típico chapón. Al contrario, es un chaval dinámico al que le gustan los deportes y que cuando le dicen que es el Messi del ábaco, contesta: «Prefiero ser el Cristiano Ronaldo». También le gustan los videojuegos y no precisamente los más educativos: «Juego al Grand Theft Auto y al Call of Duty», aunque sus hermanas recuerdan que solo les permiten usar las consolas los fines de semana. También le gusta leer: «Gerónimo Stilton, Mortadelo, El diario de Greg...» y, por supuesto, la televisión, en la que sintoniza siempre que puede a Los Simpson.

Por si quedara alguna duda, le someto a un minicuestionario:

-¿Sabes quién es Rajoy?

-Sí, claro.

-¿Y Pablo Iglesias?

-También; es el director de Podemos.

-¿Pablo Alborán?

-Por supuesto.

-¿Y el alcalde de Ferrol?

-Sí. Se llama José Manuel Rey Varela y me recibió el año pasado cuando quedé campeón [la entrevista se hizo el pasado jueves, antes del relevo en la alcaldía].

-¿Fernando Alonso?

-Sí, aunque está fatal.

-¿Mick Jagger?

-No. ¿Quién es Mick Jagger?

-El cantante de los Rolling Stones.

-Ah, sí, claro.

Como se ve, Roi le pega a todo. Y, si se le pregunta qué quiere ser de mayor, no recurre al tópico del futbolista -«Para ganar dinero con el fútbol hay que ser muy, muy bueno. Y hasta ahí llegan pocos», dice con pasmosa madurez-, sino que contesta: «Ingeniero de robótica. Lo tengo decidido desde los cinco años». Casi nada. Dice que incluso tiene un proyecto para un robot capaz de hacerse cargo de las tareas domésticas, pero no ofrece muchos detalles por si se los copian. Chico listo, aunque eso ya lo sabíamos. ¿No?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Con ustedes, la calculadora humana