Condenada a dos semanas de prisión una mujer británica por «fuertes ruidos sexuales»

El juez consideró que este «alto nivel de ruido» molestaba a sus vecinos y perturbaba su tranquilidad


Redacción

Una mujer británica que violó una orden judicial por causar molestias a sus vecinos por, entre otras cosas, hacer «fuertes ruidos sexuales» ha sido enviada a la cárcel, según informa de The Telegraph.

Gemma Wale, residente en Small Heath, Birmingham, ha sido condenada a una pena de dos semanas de prisión después de que una juez de una corte civil concluyó que había violado una orden anterior «gritando y gritando mientras tenía sexo» con un «alto nivel de ruido» que molestaba a sus vecinos

La juez consideró que Gemma Wale había violado una orden anterior, del mes de enero, con su comportamiento antisocial. La orden también le prohibía poner la música alta, gritar, dar portazos o discutir a gritos con su novio. La juez le impuso Gemma Wale una condena de dos semanas de prisión para cada una de las infracciones. 

«Gemma empezó a gritar y gritar mientras mantenía relaciones sexuales, lo que nos despertó», relató uno d elos vecinos. «Esto duró 10 minutos». El juez concluyó que Gemma Wale era culpable de perturbar la paz de sus vecinos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

Condenada a dos semanas de prisión una mujer británica por «fuertes ruidos sexuales»