Alonso rectifica y pondrá la vacuna de la meningitis B en las farmacias

m. cheda, a. lago REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

MARCOS MÍGUEZ

Feijoo sostiene que el medicamento se venderá dentro de dos o tres meses

29 may 2015 . Actualizado a las 14:26 h.

Una semana después de negar la mayor frente al clamor popular y empecinarse en que la vacuna del meningococo B tenía que seguir restringida al canal hospitalario por posibles «efectos adversos complejos», el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, da marcha atrás y autoriza la venta del medicamento en las farmacias españolas.

De forma oficial, el ministerio alude a una recomendación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). El comunicado dice así: «La Agencia evalúa de forma continua los medicamentos autorizados. En el caso de la vacuna de la meningitis B, calificada como de uso hospitalario, la Aemps, a la vista de los datos disponibles, va a tramitar su paso a la oficina de farmacia en el menor tiempo posible».

Sin embargo, el anuncio se ocupó de realizarlo por la mañana el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, tras la reunión semanal de su Gobierno. Alonso y él habían mantenido dos conversaciones formales para tratar el asunto: una personal, el lunes en Madrid, y otra el miércoles, por teléfono.

«Remata así unha situación que leva consigo unha serie de tensións e desacougos nas familias galegas dunha importancia non menor. A prioridade era evitar ese desacougo (...). É unha realidade que estaba aí», manifestó el jefe del Ejecutivo autónomo tras avanzar la noticia. Se refería a los viajes -con riesgo de ruptura de la cadena del frío- que miles de padres de la comunidad están realizando a Portugal, donde sí se puede comprar el producto. Según Feijoo, ese «menor tiempo posible» al que alude la Aemps podrían ser entre dos y tres meses. El presidente advirtió a los principales interesados: «Agora non pasa nada por esperar os prazos regulamentarios. Ese é o consello que eu me atrevo a darlles aos pais e nais».

Aduciendo que dependerá de las negociaciones entre los laboratorios y Sanidad, el mandatario eludió aventurar cuánto costará la vacuna, que en Portugal se vende por 95,6 euros. Los niños -en Galicia nacen unos 20.000 cada año- necesitan tres dosis: un par en los 12 primeros meses de vida y otra en los siguientes.

En su comparecencia, Feijoo esquivó igualmente el debate sobre la inclusión del remedio en el calendario de inmunización de la sanidad pública, una operación que, recomendada por los pediatras, al Sergas le supondría un desembolso de apenas 1,7 millones por ejercicio. Alegó que esa duda debe despejarla la Administración central adoptando una resolución para el global de España, no cada comunidad aisladamente.

La Consellería de Sanidade confirmó que la decisión ministerial aparca el programa piloto sobre el meningococo B que barajaba como alternativa si Alonso seguía en sus trece. En ese proyecto tendría mucho que decir Federico Martinón-Torres, inmunólogo del Clínico que en su día abanderó el del neumococo. Ayer no podía ocultar su alegría por la noticia: «Feijoo cumple y ayuda a reconducir a España a una situación de normalidad en lo que al acceso a la vacuna se refiere. Confío en que Galicia siga liderando la lucha contra la meningitis y que todos los españoles puedan beneficiarse de ello, como en su día se hizo con el neumococo. Queda mucho, pero cada vez somos más trabajando en la dirección correcta».

Los pediatras recibieron también con entusiasmo la decisión del ministerio. Fernando García-Sala, responsable de vacunas de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria, dijo que se trata de una «muy buena noticia», aunque reivindicó «como fin último» que se incluya en el calendario infantil. «Se van a beneficiar muchos niños, aunque con que hubiese un solo caso ya estaría justificada».