Habrá que esperar para conocer el nombre de la nueva princesa de Cambridge

Los duques Guillermo y Catalina pasan su primera noche en Kensington con la recién nacida


Londres

Los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, y sus dos hijos han pasado la primera noche juntos en el palacio de Kensington, su residencia en Londres, a la espera de dar a conocer el nombre de la princesa recién nacida, a las 09.34 hora española de ayer en el hospital St. Mary de Londres.

Pero para la gran incógnita que rodea a la nueva integrante de la familia real británica habrá que esperar. Guillermo y Catelina no darán a conocer al menos hasta el lunes el nombre de su hija, según confirmó el palacio de Kensington. Catalina y Guillermo, de 33 y 32 años, se tomaron dos días tras el nacimiento de su primogénito para anunciar su nombre: Jorge Alejandro Luis. Sin embargo, todos los medios recordaban que el anuncio se hizo al día siguiente de que Catalina saliera del hospital, y esperaban que esta vez ocurriera lo mismo.

La pareja agradece de todo corazón todas las felicitaciones y congratulaciones recibidas con motivo del nacimiento de la niña, pero no habrá más declaraciones este domingo, trasladó el palacio de Kensington. La madre de Catalina, Carole Middleton, y su hermana Pippa, así como el príncipe Carlos de Gales y su mujer Camila visitaron la niña en el palacio de Kensington al día siguiente de haber nacido. Tras ingresar a las siete de la mañana con las primeras contracciones, Catalina, acompañada de su esposo, salió con la niña en brazos apenas doce horas después, cuando la presentó a la prensa antes de dirigirse hacia palacio. La noria del centro de Londres -London Eye- y el puente de la Torre se iluminaron anoche para celebrar el nacimiento de la bebé, que recibirá el tratamiento de Su Alteza Real la princesa de Cambridge.

De momento no se ha revelado su nombre porque primero se le tiene que comunicar a la reina Isabel II, que el sábado recibió la noticia de la llegada al mundo de su quinta bisnieta durante un acto en el norte de Inglaterra. Está previsto que el lunes se celebre el nacimiento de la nueva princesa con salvas de artillería en Hyde Park y la Torre de Londres.

Así, soldados de las Tropas del rey de la Real artillería a caballo saldrán en procesión de los cuarteles de Wellington, cerca del palacio de Buckingham -residencia londinense de Isabel II-, para hacer 41 disparos en el parque, mientras que al mismo tiempo se dispararán 62 cañonazos desde la Torre de Londres.

Tras pasar unos días en Londres, los Cambridge tienen previsto fijar su residencia en su mansión campestre de Anmer Hall, situada dentro de la finca real de Sandringham en el condado de Norfolk, en el este de Inglaterra, donde Guillermo, que ahora está de baja, trabaja como piloto de ambulancias aéreas.

La hija menor de Guillermo, de 32 años, y Catalina, de 33, es cuarta en la línea sucesoria, por detrás de su hermano, el príncipe Jorge de Cambridge, que el 22 de julio cumplirá dos años, su padre y su abuelo, el príncipe Carlos. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Habrá que esperar para conocer el nombre de la nueva princesa de Cambridge